Beber agua es una de las mejores cosas que puede hacer por su salud. Pero, ¿la temperatura del agua hace alguna diferencia? Un “truco de salud” popular es beber agua caliente al comenzar el día, diciendo que puede tener mayores beneficios más allá de beber agua pura a temperatura ambiente.

No hay mucha investigación en esta área, pero cualquier cosa que haga que las personas beban más agua es algo bueno y el agua caliente puede proporcionar un impulso adicional a su salud y bienestar. Si quiere saber más sobre los beneficios de beber agua caliente, ¡siga leyendo! Aquí le diremos todo lo que debe saber.

Beneficios de beber agua caliente

beber agua caliente
Foto en Piqsels

Ayuda a adelgazar

Por sí solo, consumir agua caliente no le hará perder peso, pero puede aumentar su sensación de saciedad, ayudándole a sentirse más lleno para que coma menos, dicn los expertos. Además, el cuerpo tiene que usar energía extra para enfriar líquidos calientes o calentar los fríos, lo que le ayuda a quemar algunas calorías adicionales.

El agua caliente (tal vez exprima un poco de limón en el agua) también puede ser una buena herramienta para bajar de peso si la usa para reemplazar una bebida calórica caliente de la mañana, como el café con azúcar o el té con crema.

Limpia los senos paranasales

Todo el mundo busca remedios caseros para la congestión nasal, así que pruebe un poco de agua caliente. El cuerpo produce litros de mucosa todos los días y las secreciones nasales secas pueden hacer que se sienta congestionado. El vapor del agua caliente también puede ayudar a aflojar la congestión y destapar los senos nasales. Para obtener el máximo efecto, intente inhalar el vapor antes de beber el agua caliente.

Más fácil para sus dientes

Sus dientes pueden agradecerle por cambiar de agua fría a tibia. EL agua tibia es mejor para los dientes y las restauraciones dentales, y se absorbe más fácilmente. Ciertos materiales de obturación blancos se contraen en respuesta al agua fría, lo que hace que las obturaciones se desprendan del diente.

Nuevamente, asegúrese de que el agua no esté demasiado caliente. Cualquier temperatura extrema en los dientes puede ser perjudicial, así que trate de beber su agua a temperatura ambiente para mantener contentos sus dientes blancos nacarados. Y, para las personas con dientes sensibles, el agua tibia puede ser más cómoda de beber que el agua fría.

Mejor para la digestión

Se ha demostrado que beber agua caliente aumenta la motilidad esofágica, lo que puede ayudar con algunos problemas digestivos, como la sensación de que la comida se atasca en la garganta. Sin embargo, si bien el agua es un gran lubricante para todo su sistema digestivo y es crucial para ayudarlo a absorber los nutrientes, la temperatura no importará después de que llegue a su estómago, ya que su cuerpo lo enfriará a la misma temperatura que el resto de usted.

Ayuda a eliminar las toxinas

Un trago de agua caliente eleva la temperatura corporal central, estimulando el proceso de sudoración, que es una de las formas en que el cuerpo elimina las toxinas. El agua también es fundamental para la función renal y hepática, los órganos principales que utiliza su cuerpo para eliminar los productos de desecho de su cuerpo.

Algunos expertos recomiendan beber agua caliente como una forma de reducir los efectos tóxicos de la resaca. El alcohol deshidrata y aumentar la ingesta de agua puede ayudar a reducir síntomas como los dolores de cabeza».

Mejora la circulación

Beber agua caliente puede mejorar la circulación en algunos casos. La deshidratación es una de las causas del bajo volumen sanguíneo y la presión arterial baja, el agua potable mejorará esto. Una presión arterial más saludable significa un menor riesgo de enfermedad cardiovascular.

Alivia el estreñimiento

El estreñimiento ocurre cuando hay poca o ninguna evacuación intestinal y una causa común es la deshidratación. Si comienza cada día con un trago de agua tibia, antes de comer cualquier cosa, puede ayudar a estimular la evacuación intestinal, dice. Esto puede ayudar a mejorar la motilidad gástrica y hacer que las cosas se muevan a través de su sistema gastrointestinal.

Mejora la concentración

La confusión mental y la distracción son un efecto secundario menos conocido pero común de la deshidratación. Beber agua caliente puede ayudar a aliviar estos síntomas, brindándole más claridad y concentración. Aunque probablemente ayudaría beber suficiente agua a cualquier temperatura.

Mejora tu estado de ánimo

Beber bebidas calientes puede resultar muy relajante, ya que reduce los niveles de estrés de forma natural. Mucha gente usa el café o el té como una forma de relajarse, por lo que, si le gusta beber agua caliente, le proporcionará beneficios similares.

Le hace más amigable

Dejando a un lado todos los beneficios para la salud, el agua tibia podría hacerle más amigable. Un estudio de la Universidad de Colorado en Boulder encontró que los participantes que sostuvieron brevemente una taza de café caliente (en lugar de helado) juzgaron a los demás por tener personalidades más generosas y afectuosas.

En una segunda parte del estudio, los participantes que sostenían una almohadilla terapéutica caliente (en lugar de una fría) tenían más probabilidades de elegir un regalo para un amigo que un regalo para ellos mismos. Así que, independientemente de cómo beba el agua tibia, asegúrese de sostener la taza el mayor tiempo posible.

Ni demasiada agua ni demasiado calor

Mantenerse hidratado es algo bueno, pero fácilmente se puede exagerar. Por eso es importante beber agua hasta su nivel de sed. La hidratación excesiva con agua puede provocar hiponatremia, un desequilibrio peligroso de electrolitos que puede provocar problemas cardíacos y otros problemas.

Vea también 9 señales de que está bebiendo demasiada agua

También es importante ser moderado con la temperatura de su agua «caliente”. La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer de la Organización Mundial de la Salud ha determinado que beber bebidas muy calientes (más de 65 grados Celsius o 149 grados Fahrenheit) es probablemente carcinógeno para los humanos y se ha relacionado con un mayor riesgo de cáncer de esófago.

Las bebidas calientes generalmente se consumen a temperaturas por debajo de estas temperaturas, para evitar dañar las células epiteliales de la boca y la garganta con agua hirviendo. Por lo tanto, mantenga sus bebidas por debajo de los 120 grados Fahrenheit.