Es posible creer que existe un secreto para la belleza, la realidad es que hay reglas universales, los 10 mandamientos de belleza que debería seguir, poner en práctica inmediatamente y no olvidarlos jamás. Para ser bella no hay que ver estrellas, pero si cuidarse tanto por dentro como por fuera. Tener muy claro que usted, sea como sea es perfecta, es única y bella; y eso debe creérselo para luego proyectarlo a los demás. Los mandamientos de belleza se pasean por los aspectos más importantes que debe cuidar. Si los malos hábitos se han vuelto costumbre, dígale ¡No! Y ponga en práctica los siguientes consejos.

Santificará el sueño: la verdad es que muchas veces se subestima la importancia de dormir las 8 horas completas. De acuerdo a la Universidad de California se reveló que la falta de sueño puede desarrollar psicosis y otros estados mentales como el estrés.

Desmaquillará su rostro todas las noches: el rostro al igual que el resto del cuerpo debe lavarse, aún más si se usa maquillaje. El no limpiar adecuadamente el rostro puede traer como consecuencia la obstrucción de los poros, aparición de granitos y dermatitis irritativas. ¡Remuévalo sin falta!

No sacrificará la alimentación: se es el reflejo de lo que se come, por ello es necesario llevar una alimentación balanceada; los azúcares, el alcohol y los alimentos procesados son enemigos de cualquier piel y cutis perfecto. Así que ¡Evítelos!

Honrará la protección solar: la piel debe protegerse diariamente con un buen protector solar, incluso en invierno. Los dermatólogos insisten continuamente, en que las radiaciones solares son causantes del envejecimiento prematuro de la piel.

Beberá entre 1 y 1,5 litros de agua: por algo es el vital líquido y la mejor forma de cuidar el cuerpo desde adentro, beneficia desde la piel hasta los órganos.

Cuidará de la piel por encima de todas las cosas: la piel es el órgano más extenso del cuerpo, es necesario establecer una rutina de cuidados diarios, exfoliarla una vez a la semana, cuidar el contorno de ojos y aplicar crema hidratante en todo el cuerpo, así, cada centímetro estará suave y sedosa.

No tomará el nombre de su dentista en vano: acuda al odontólogo periódicamente y así mantendrá la boca sana. No olvide hidratar sus labios, recuerde que una sonrisa es una excelente carta de presentación.

Cuidará el maquillaje: las brochas deben lavarse 1 vez por semana, los productos de maquillaje deben cambiarse cada 3 ó 4 meses y no se deben intercambiar con nadie ya que pueden ocasionar alteraciones de la piel.

Mimará su melena: para lograr un cabello sano es necesario usar productos de calidad, evitar el abuso de tintes, secadores y planchas porque lo resecan.

No consentirá la flacidez, los cambios que experimentan los tejidos del cuerpo y el paso del tiempo no es en vano, el ejercicio regular es un excelente remedio para tonificar.

Finalmente, póngalos en práctica, sonría y sea feliz.