El que un niño presente bajas calificaciones resulta una grave alerta para cualquier padre. Más, cuando este demuestra un increíble desempeño con otro tipo de actividades, tal como el deporte o demás formas de entretenimiento. A continuación, conocerá la opinión profesional del manejo adecuado hacia un niño con bajas calificaciones, así como el plan de acción a seguir tanto como por los padres como por el equipo docente.

alerta_con_las_bajas_calificaciones_joya_life_1
Visión del docente y visión del padre. De acuerdo a la psicopedagoga, Anabel Carrasquel, cuando un niño presenta bajas calificaciones es común que la confusión y la frustración se hagan presentes tanto en los docentes como en los padres. Para los primeros, el pequeño resulta ser simplemente “tremendo e incontrolable”, derivando que sus problemas de atención tienen como consecuencia el plano familiar; mientras que para los segundos, su hijo simplemente “no puede aprender como los demás”, creando un ambiente de baja autoestima, que al no ser tratados puede acarrear una futura deserción escolar.

Sin embargo, existe una herramienta necesaria que puede conllevar al verdadero origen del problema. “Como padre, madre y docente es necesario al observar tales características a un estudiante, solicites primero una evaluación psicopedagógica, con la finalidad de descartar la presencia o no de alguna Dificultad del Aprendizaje.”

alerta_con_las_bajas_calificaciones_joya_life_2

Sobre las dificultades de aprendizaje. Las dificultades de aprendizaje resultan ser un conjunto de alteraciones psico-neurológicas en los procesos esenciales del aprendizaje. El individuo tiene un coeficiente intelectual promedio o superior pero tal resultado no se ve reflejado en sus calificaciones académicas. Carrasquel agrega que las dificultades de aprendizaje pueden “coexistir con otro tipo de dificultad, como impedimento sensorial, trastorno emocional, o retraso mental”, pero las investigaciones han demostrado que en la mayoría de los casos, el niño no es “incontrolable”, sino que procesa la información en su cerebro de manera distinta al resto.

Alerta al tipo de conducta. La manera de indicar algún problema de aprendizaje surge cuando el niño tiene problemas para seguir tareas e instrucciones, para recordar algo que le acaban de decir, no domina las formas básicas de escritura o lectura, cambios repentinos de humor, e incluso, rechazo hacia la realización de cualquier asignación escolar.

alerta_con_las_bajas_calificaciones_joya_life_3

Ayuda con el psicopedagogo. La figura del psicopedagogo tiene como base el poder estudiar el comportamiento humano efectuado en el aprendizaje, por lo que en caso de presentar algún niño con uno de los síntomas anteriores, tanto el padre como el docente debe recurrir a su ayuda para realizar una adecuada evaluación psicopedagógica, con el objetivo de saber en realidad si existe alguna dificultad de aprendizaje, o profundizar sobre la razón que origina el bajo rendimiento.

alerta_con_las_bajas_calificaciones_joya_life_4

Del problema a la solución. La psicopedagoga, Anabel Carrasquel enfatiza en que las bajas calificaciones son un problema que debe solucionarse en el momento justo. “Por ello si observa que alguno de sus hijos o estudiantes presenta tales características solicita una evaluación psicopedagógica. Es necesario que la persona reciba atención educativa especializada, para garantizar el avance efectivo durante su vida escolar.”