Aunque hay muchos alimentos saludables no significa que podamos comerlos tanto como queramos. En cambio, consumir con moderación parece la mejor decisión, si consideramos que algunos de ellos pueden ser dañinos en grandes cantidades. Así que, equilibrar las cantidades de alimentos que consumimos evitará que afectemos nuestra salud.

Pero, ¿Sabe usted cuáles son los alimentos de los que no podemos abusar? A continuación, le presentamos una lista de alimentos saludables que debe consumir con moderación. Posiblemente descubra que algunos de ellos le gustan mucho, por lo que es probablemente le sea difícil moderarse con ellos, aunque deberá hacerlo por su salud.

Alimentos saludables que debemos consumir con moderación
Imagen de Piqsels

Café

Aunque el café es un alimento cargado de antioxidantes y otros compuestos activos que tienen muchos beneficios para la salud. Entre ellos el riesgo reducido de enfermedades hepáticas, diabetes tipo 2 y enfermedades neurodegenerativas.

Sin embargo, su consumo excesivo puede tener como consecuencia una gran concentración de sustancias que colaboran con la desmineralización ósea. Por lo que, si desea conservar la salud de sus huesos no es aconsejable tomar más de tres tazas al día. Además, el exceso la cafeína puede abrumar el sistema nervioso, provocando insomnio, nerviosismo, irritabilidad, calambres de estómago, palpitaciones y temblores musculares.

Atún (tanto fresco como enlatado)

El atún es un pescado graso que suele considerarse muy saludable, ya que es una buena fuente de ácidos grasos omega-3 y es muy rico en proteínas. 

Sin embargo, el atún también puede contener altos niveles de un contaminante ambiental llamado metilmercurio. La razón por la cual debemos consumir con moderación este alimento. Pues en niveles más altos, el metilmercurio es una toxina neurológica que puede causar muchos efectos adversos para la salud. Estos incluyen retrasos en el desarrollo de los niños, problemas de visión, falta de coordinación y problemas de audición y habla.

El atún grande contiene la mayor cantidad de mercurio, ya que se acumula en sus tejidos con el tiempo. Es muy probable que estos grandes atunes se sirvan como filetes de pescado premium o se utilicen en sushi. Los atunes más pequeños contienen cantidades más bajas de mercurio y es más probable que estén enlatados.

Se aconseja a las mujeres embarazadas y a los niños que limiten la ingesta de mariscos que contienen mercurio a no más de dos veces por semana

Canela

La canela es una especia deliciosa y muy utilizada que puede tener algunas propiedades medicinales. De hecho, tiene un alto contenido de antioxidantes y se ha demostrado que combate la inflamación y reduce los niveles de azúcar en sangre. Comer canela también se ha relacionado con un riesgo reducido de enfermedades cardíacas, diabetes, cáncer y enfermedades neurodegenerativas.

Sin embargo, la canela contiene altas cantidades de un compuesto llamado cumarina, que puede ser dañino en grandes dosis. En este sentido hay dos tipos de canela que son la canela cassia o regular y la canela ceilan que es la menos común, de las cuales la canela ceilan es la que tiene menos cumarina.

La ingesta diaria tolerable de cumarina es de 0,1 mg por kg de peso corporal. Por lo que consumir mucho más que eso puede causar toxicidad hepática y cáncer. Para consumir con moderación se recomienda no más de 0,5 a 2 gramos de canela Cassia por día y un máximo de 5 gramos (1 cucharadita) de canela de Ceilán por día.

Papas

Este es otro alimento que se aconseja consumir con moderación. Si bien evitaremos las papas fritas, a pesar de que las papas hervidas y al vapor son muy saludables no dejan de ser ricas en carbohidratos, por lo lo cual puede traducirse en un aumento de peso si nos excedemos en su consumo.

Arroz integral

El arroz es un cereal que aporta energía en forma de almidón, un hidrato de carbono complejo. Si además lo consumimos integral su energía será más duradera e ingeriremos un aporte muy superior de fibra, vitaminas y minerales. Pero un consumo excesivo no es tan bueno para nuestra salud, ya que aporta un extra de calorías en la alimentación que nos hará subir de peso. Además, en función de origen del arroz y del agua utilizada para su conreo puede aportar cantidades significativas de arsénico.

Uvas

Aunque esta es una fruta muy nutritiva y con grandes benéficos para la salud también se debe consumir con moderacion. La razón de tras de ello, es que tiene efectos laxantes y puede provocar diarreas, además de ser ricas en carbohidratos. Es decir, en azucares, por lo que se debe moderar su consumo sobre todo si padecemos diabetes o sobrepeso. El consumo regular de uva también podría interferir con la ingesta de algunos fármacos, como los que van dirigidos al hígado o a la coagulación de la sangre, ya que pueden potenciar su efecto.

Miel

Son ampliamente conocidos los efectos positivos que la miel tiene sobre nuestra salud. La miel contiene minerales, vitaminas y oligoelementos, los cuales tienen propiedades antibacterianas, anti-inflamatorias, antisépticas y calmantes.

Es una gran aliada para aliviar y combatir los resfriados porqué se puede utilizar como expectorante y antitusígena. Pero la miel es buena si no abusamos de ella, porque tiene un elevado contenido en calorías que vienen dadas por su elevado contenido en azúcares sobretodo fructosa. De hecho, la miel aporta 302 calorías por cada 100 gramos.

Naranjas y tomates

Las naranjas, así como los tomates, son increíblemente ácidos y, si se consumen en exceso, pueden provocar el esófago de Barrett y dañar el revestimiento del esófago. Por lo que podemos seguir comiéndolos, ya que son saludables, pero los debemos consumir con moderación.

Verduras crucíferas

Según Adda Bjarnadottir, MS , en una entrevista con el sitio web de salud, Authority Nutrition, comer demasiadas porciones de verduras crucíferas puede provocar un desequilibrio de la tiroides, específicamente hipotiroidismo. Sin mencionar que un exceso de estos alimentos puede provocar grandes molestias digestivas y abdominales por sus propiedades flatulentas. Entre esta verduras se incluyen las coles de Bruselas, el brócoli, la coliflor, el repollo y el bok choy.