Todo el mundo en algún momento de su vida ha necesitado un abrazo, generalmente como apoyo a situaciones difíciles, de tristeza, de miedo, e inclusive de felicidad. Y es que el contacto físico entre los seres humanos es sumamente importante, algo que está demostrado científicamente, por eso en esta oportunidad la invitación es a que lea sobre los beneficios de la abrazoterapia para la salud. 

La búsqueda del bienestar en todo sentido, se ha convertido en la actualidad, en algo muy importante para lograr parte de la felicidad del ser humano. Por esta razón, son innumerables las terapias alternativas que se han desarrollado en pro de esa búsqueda, que van desde la aromaterapia, masajes gestálticos, biodanza, yoga de la risa, acupuntura, homeopatía, entre otras; además de combinarse con las recomendaciones de una alimentación más sana y llena de ejercicios físicos.

Por su parte, la ciencia intenta demostrar la veracidad de los beneficios de todas estas alternativas para la salud, en vista de la cantidad de personas que manifiestan mejorías a nivel emocional y físico, por lo que es muy frecuente encontrar pruebas, experimentos y estudios que cada día se publican afirmando que algunas de estas terapias, realmente están causando sensación en cuanto a la mejoría de enfermedades y la prevención de otras.

En el caso de la abrazoterapia, existen estudios que demuestran lo eficaz que puede ser para tratamientos referentes a los problemas de estrés, ansiedad y depresión. Igualmente, esto afirma que los problemas emocionales, una vez más, al ser combatidos por estas terapias alternativas generan grandes beneficios para la salud; por su parte, la abrazoterapia, como su nombre lo indica es un método que emplea el abrazo entre personas, o sea el contacto físico a través de los abrazos para mejorar la soledad que puede sentir una persona hasta calmar el miedo y la ansiedad, por ejemplo. 

Sin embargo, pudiera creerse que esto es demasiado ridículo o fantasioso, ¿curar a partir de los abrazos?, pues si, ha quedado demostrado por la Universidad Carnegie Mellon en Pittsburgh, Estados Unidos y sus investigadores que no sólo la abrazoterapia mejora la salud mental y emocional, si no que protege al cuerpo de las infecciones. 

La dinámica de este estudio, fue someter a 404 personas sanas a una serie de cuestionarios durante dos semanas, referido a conflictos con terceros y la cantidad de abrazos que recibieron. Luego fueron aislados con un virus gripal común para observar la evolución de las infecciones que pudieran desarrollarse y, los resultados fueron sorpresivos, ya que los pacientes con mayor apoyo, mas abrazos y pocos conflictos fueron los menos propensos a enfermarse, comprobando el “efecto protector que tiene el amor sobre la salud” en este caso, a través de los abrazos. 

Por consiguiente, “los abrazos han dado una sensación de protección que disminuyó el estrés y aumentó la fortaleza del sistema inmunológico”, palabras propias, dadas por el director de la investigación, Sheldon Cohen. De tal manera, que los abrazos son una especie de remedio sin efecto secundario y muy efectivos para las personas que están expuestas al estrés, ansiedad y depresión, ya que la energías positivas que transmiten son apropiadas. 

Dar y recibir abrazos, desde temprana edad es importante, sobre todo, los niños se sentirán queridos y seguros. Asimismo, el abrazo hace que el cuerpo libere oxitocina, serotonina y dopamina, hormonas todas que se segregan cuando se experimenta tranquilidad, serenidad y bienestar. Hay quienes dicen que los abrazos son como una droga milagrosa por los beneficios que aportan a las personas.

De hecho existe una lista de los beneficios de la abrazoterapia en la salud: para comenzar, ayuda a eliminar la tensión y el estrés; influye positivamente en el sistema nervioso; las personas mejoran el humor y se sienten más alegres; facilita los desbloqueos físicos y emocionales; fortalece la autoestima; mejora y combate el insomnio; produce confianza y seguridad; ayuda a vencer el miedo; la empatía y la comprensión se desarrollan mejor; favorece la comunicación afectiva entre las personas; produce un efecto positivo en los niños, tanto a nivel emocional como intelectual; en términos generales ayuda a que las personas se sientan mejor con sigo mismas.

En otras palabras, hay malestares emocionales y de conductas que van de la mano con la carencia de expresiones afectivas, por lo que un niño sin la atención amorosa necesaria, puede crecer lleno de inseguridades y baja autoestima. Asimismo, aunque usted sea una persona que vive sola, porque así lo decidió, practicar la abrazoterapia la ayudará a mantenerse con buen estado de ánimo, alegre, llena de buena energía porque definitivamente los abrazos, son necesarios para todo el mundo y bastante reconfortables.

Por consiguiente, con la práctica de esta terapia alternativa, se han desarrollado tipos de abrazos como el abrazo de oso, abrazo de espejo, de mejilla, de sándwich, de costado, de espalda y abrazo de corazón. Estos son llevados a la práctica cuando esta terapia se realiza a nivel grupal por un especialista que guie adecuadamente.

Finalmente, además de los beneficios ya mencionados, la abrazoterapia, está considerada un excelente analgésico porque mejora la circulación en los tejidos blandos, produciendo relajación y disminuyendo la tensión muscular. Igualmente, el dolor emocional, podrá ser combatido con el apoyo social, psicológico, pero no olvide abrazar o dar muchos abrazos cuando viva una situación que lo amerite.