Un botiquín de primeros auxilios es esencial e indispensable para cualquier viaje, aunque no esté en los planes de nadie enfermarse. Así que, es mejor ser precavidos y estar preparados para cualquiera de los incidentes básicos que podemos enfrentar durante nuestro viaje. Si bien muchos de nosotros no estemos seguros de que es lo que debemos llevar, no debemos exagerar en escoger que es lo que llevaremos.

Botiquín de primeros auxilios
Imagen Pixabay

Con esto queremos decir, que el mejor botiquín de primeros auxilios debe simple pero lo suficientemente variado para lidiar con todo o casi todo. Y otro detalle importante a tener en cuenta, es que se pueda utilizar con poca o ninguna formación. A continuación, le mostramos cuáles son esos elementos esenciales que deberíamos incluir para tener un kit buen surtido.

1. Tiritas

No hace falta decir que son imprescindibles en cualquier botiquín de primeros auxilios. La forma más común de lesión leve es un corte o un rasguño, por lo que siempre es una buena idea llevar un puñado de tiritas de distintos tamaños.

Si usted cree que hará mucho trekking en su viaje y no estás acostumbrado a esa forma de ejercicio, entonces unas tiritas de ampollas son una buena idea.

No es necesario exagerar y llevar tantas que podría comenzar su propio pequeño hospital de campaña. Solo unas pocas de cada tipo serán suficientes, ya que siempre puede reabastecerse cuando pase por una farmacia.

2. Gasas

Las gasas son otro de los elementos que nunca podemos olvidar en nuestro botiquín de primeros auxilios. Las puede utilizar para aplicar presión en una herida, limpiar una herida, absorber sangre, ayudar a detener el sangrado e incluso formar parte de un apósito básico para heridas pequeñas y medianas.

Una herida limpia y una capa de gasa mantenida con esparadrapo o una venda a menudo son suficientes para darnos tiempo hasta que la revise un profesional.

El mejor tipo de gasa para llevar en un botiquín de primeros auxilios son los cuadrados estériles envueltos individualmente. Ya que elimina la necesidad de cortarlos a la medida cuando los necesita rápidamente y, obviamente, hace que sea más fácil mantener la herida limpia y estéril.

3. Vendajes elásticos

Para cuando tienes algo un poco más grande que un corte, los vendajes elásticos son útiles para brinda una compresión uniforme y suave sobre el tejido que rodea una lesión, para disminuir el dolor y la inflamación. Así mismo ayudan a mantener los vendajes pequeños limpios y en su lugar hasta que pueda recibir atención médica.

Recuerde, solo los usará en una emergencia y, con suerte, solo hasta que pueda obtener atención médica profesional, por lo que no necesita demasiados en su botiquín de primeros auxilios, solo dos o tres como máximo.

4. Cinta quirúrgica

La cinta quirúrgica es uno de esos artículos de emergencia esenciales para cuando necesita aplicar y asegurar una gasa o un vendaje en una herida, aunque los apósitos pueden hacer el mismo trabajo si es necesario.

5. Tijeras pequeñas

Éstas vienen en serie en cualquier botiquín de primeros auxilios disponible en el mercado. Aunque también puede comprarlas por separado y obviamente son útiles para recortar gasas o vendas a medida. 

Si lleva tijeras, solo tenga cuidado de asegurarse que su botiquín de primeros auxilios vaya en su equipaje documentado cuando esté en tránsito o, de lo contrario, la seguridad de la aerolínea se lo quitará.

6. Pinzas

Las pinzas son otro artículo que a menudo viene de serie en la mayoría de los botiquines de primeros auxilios y pueden ser útiles para sacar astillas, sacar pequeños trozos de piedra o suciedad al limpiar una herida, o para cualquier otro uso práctico.

7. Toallitas antisépticas

Por alguna razón, esto tiende a ser lo único que la mayoría de la gente pasa por alto cuando piensa en primeros auxilios, pero las toallitas antisépticas son absolutamente esenciales en cualquier buen paquete. Nadie quiere que un corte o herida se infecte, y las toallitas antisépticas son perfectas para limpiar antes de aplicar un apósito.

Solo un pequeño puñado será suficiente para la mayoría de los paquetes. Como la mayoría de los artículos básicos, son fáciles de reemplazar en cualquier farmacia cuando se agota.

8. Condones

Aparte de los beneficios obvios, estos pequeños y prácticos artículos pueden usarse como portadores de agua de emergencia o incluso llenarse de hielo como una bolsa de hielo de emergencia. Aunque no esperamos nunca usarlos de esa manera, es una información útil a tener en cuenta.

9. Medicamentos para aliviar el dolor

Un pequeño paquete de paracetamol, acetaminofén o cualquiera de las medicamentos similares como el ibuprofeno suele ser suficiente. Básicamente lo que usted toma normalmente para aliviar un dolor de cabeza o un dolor leve.

10. Tabletas de loperamida

También conocido bajo una variedad de marcas como Imodium, esto es útil para detener la diarrea por períodos cortos cuando necesita tomar un autobús o tren. Recuerde, estos son para esos momentos de emergencia solo cuando está en tránsito, ya que no curan la diarrea y no deben usarse cuando puede descansar durante un par de días. 

Normalmente, la mejor manera de tratar la diarrea es dejar que todo pase a través de su sistema normalmente y beber mucha agua para reemplazar los líquidos perdidos.

Si los usa con moderación, adecuadamente y como se indica en el paquete, las tabletas de loperamida pueden ser adiciones útiles a cualquier botiquín de primeros auxilios de viaje.

11. Crema antihistamínica

Nos pasa a todos en nuestros viajes: nos pica algún tipo de insecto y terminamos con un bulto o sarpullido que pica dolorosamente. No se preocupe, la mayoría absoluta de las veces los golpes y picaduras no son motivo de preocupación, pero son muy molestas. Es por eso que una buena crema antihistamínica es una adición útil para ayudar a controlar la picazón y la hinchazón.

12. Cremas antibacterianas

También es una buena idea llevar cremas antibacterianas como Neosporin para los cortes y raspaduras que tenga. Esto ayudará a curarlos más rápido y a prevenir posibles infecciones.

13.Alcohol

Este producto no solo se puede usar para desinfectar heridas, sino también la zona de piel sana y las pinzas, el termómetro y otros materiales empleados para hacer curas. Por lo que es un imprescindible siempre en nuestro botiquín de viajes.

Obviamente, esta lista se puede adaptar o agregar según las necesidades de su viaje. Por ejemplo, una caminata por la selva tropical requerirá una planificación diferente a una escapada urbana en Europa. Por supuesto, no podemos olvidar que un buen botiquín de primeros auxilios también debe incluir cualquier medicamento específico prescrito individualmente o profilaxis antipalúdica.

Sin embargo, para la mayoría de los viajeros, los artículos y el equipo enumerados anteriormente cubrirán la mayoría absoluta de los incidentes y accidentes básicos. También querrá asegurarse de tener un seguro de viaje.

Para cualquier lesión, enfermedad, golpe o rasguño que requiera más que lo básico y no pueda ser cubierto por el kit anterior, debe buscar atención médica profesional. Mantenga el peso y el volumen de su mochila bajos y recuerde que, a menos que esté muy lejos de la civilización, debe poder buscar asistencia profesional para lidiar con emergencias médicas con bastante facilidad si sucede algo que no puede manejar usted mismo.

Así que empaque su propio botiquín de primeros auxilios y guárdelo en tu mochila o maleta. Lo más probable es que nunca lo use, y esperamos que nunca lo necesite, pero si tiene uno, al menos puede disfrutar de sus viajes con tranquilidad y estar seguro de que está preparado.