La palabra chakras proviene del sánscrito y significa rueda. Según los hindúes, los chakras son focos de energía y no existen en forma física; sin embargo, poseen una fuerte conexión con el cuerpo físico.

Todos los elementos del universo están conformados por energía y el ser humano no está exento de esto. Esta energía está en constante movimiento y se encuentra localizada en distintos puntos del cuerpo llamados chakras; cada uno de éstos se encuentra íntimamente relacionado con el bienestar de la persona y, aunque existen numerosos centros de energía en el ser humano, son siete los principales, encargados de mantener todo en equilibrio.

Los siete chakras principales se encuentran a lo largo de la espina dorsal y cada uno, dependiendo de su localización, está relacionado con algún aspecto físico o psíquico del ser humano.

chakras, energía y el cupero

Primer chakra (“muladhara”): Se encuentra entre los genitales y el ano. Está asociado con la sensación de seguridad de la persona y con la fortaleza muscular.

Segundo chakra (“svadhisthana”): Está ubicado en el centro del abdomen, justo en el hueso sacro. Es conocido como el chakra sexual, ya que estimula a la persona para que sea capaz de amar y de mantener una relación saludable con su pareja.

Tercer chakra (“manipura”): Localizado entre el plexo solar y el ombligo. Tiene que ver con la sensación de bienestar y autoestima en la persona.

Cuarto chakra (“anahata”): Es conocido como el chakra del corazón, ya que está ubicado justo en el centro del mismo. Posee una fuerte influencia en el ego de la persona, mantiene humilde al ser humano y le provee armonía a su vida.

Quinto chakra (“visshudda”): Al estar ubicado en la garganta se asocia con la capacidad de comunicación y creatividad. Le permite al ser humano poder transmitir sus ideas de forma clara.

Sexto chakra (“ajna”): Ubicado en la zona del “tercer ojo”, ayuda a que la persona preste más atención a sus instintos a la hora de tomar decisiones cruciales en la vida.

Séptimo chakra (“sahasrara”): Llamado el chakra de la conciencia, debido a que se ubica en la cabeza o corona. Representa la conexión del ser humano con su conciencia y espiritualidad.

La energía de los chakras se mueve en sentido de las agujas del reloj, cuando uno de estos se encuentra bloqueado, el sentido del movimiento cambia y la persona puede verse afectada a nivel físico o psíquico. Para evitar esto, usted debe mantener sus chakras abiertos y en equilibrio, es decir, en constante estimulo.

Existen muchas maneras de hacerlo, entre ellas tenemos: el yoga, la aromaterapia, la gemoterapia, la meditación o la acupuntura, por nombrar algunas.

todos los chakras

Si actualmente usted se encuentra cabizbaja, enferma o con baja autoestima; existe la gran posibilidad de que uno de sus chakras se encuentre bloqueado. Intente practicar alguna de las terapias mencionadas anteriormente para deshacerse de la mala vibra, esa puede ser la solución perfecta para sus problemas.

ALFA