Desde principios de año el color verde pistacho se ha posicionado como uno de los colores en mayor tendencia, este es quizás uno de los colores más divertidos, atípicos que sugerentes que podemos encontrar; por esta razón ha tomado tanto auge durante la primavera y el verano, ya que le aporta vida a nuestros atuendos sin excluirnos de utilizar esos colores que tradicionalmente se guardan para el invierno como el marrón, verde musgo, negro y beige.

Sin embargo, es oportuno mencionar que distintas “influencers” y las principales casas de moda a nivel mundial no han parado de utilizar este color en vestidos, kimonos floreados, pantalones sueltos, accesorios, blusas y un sinfín más de prendas en su día a día.

El color pistacho aporta una estética muy dinámica a las prendas, bien sea en tejidos lisos como camisas, pantalones o faldas; como en tejidos estampados de tipo floral o de líneas. El color pistacho apuesta por la luminosidad a través de patrones que revelen una vuelta sobria y discreta a la moda, rindiendo tributo a los años cincuenta. Muy por el contrario de lo que muchos piensan, este color posee gran versatilidad a la hora de ser combinado; generando un toque de color que genere un impacto considerable en todo el atuendo.

Al tratarse de un tono tan marcado y definido como el pistacho, es conveniente buscar realizar ciertos contrastes con el mismo, con la finalidad de que este mantenga su brillo natural y nada opaque la proyección que transmite. Para aquellas personas que no se consideran tan atrevidas como para darle un vuelco a su guardarropa y utilizar una prenda de gran tamaño en color pistacho, se les recomienda comenzar a utilizar como color de los complementos, de esta manera poco a poco nos iremos acostumbrado visualmente a este tipo de colores.

Es importante recordar, que en este momento la tendencia de la moda se torna alrededor de alternativas equilibradas, sobrias y minimalistas; y para esas ocasiones nada mejor que tener presente que “menos es más” y por tal motivo recomendamos no abusar del color, sino combinarlo de una forma adecuada para que genere un efecto positivo en nuestro atuendo y no nos haga lucir recargadas ni mucho menos, mal arregladas.

Este año las tendencias de la moda se basan en los colores vivos que agreguen luz, vitalidad y dinamismo a nuestros atuendos; el color pistacho no es la excepción y bien utilizado puede ser el mejor aliado a la hora de vestirnos y resaltar nuestros principales atributos. En caso de querer utilizarlo de noche, los accesorios serán la pieza clave del atuendo haciéndonos lucir bellas y resaltando sobre cualquier otro color.