El signo Virgo es comúnmente conocido por su equilibrio y madurez, representa la sexta posición en el zodiaco, lo equivalente al anciano y la experiencia. Los Virgo tienen gran capacidad para adaptarse a situaciones nuevas debido a que son muy mutables, lo que representa una característica positiva para comenzar cualquier proyecto. Su regente es el planeta mercurio y su símbolo es una virgen, siendo esta la única femenina de todo el zodiaco. Es importante mencionar que los Virgo representan la pasividad, feminidad y la vocación de servicio. Los Virgo se caracterizan por su pureza, castidad, inocencia, mente centrada y su claridad mental para ideas concretas ante distintas circunstancias adversas.

Quienes representan al signo Virgo suelen ser personas sumamente perfeccionistas que no aceptan soluciones a media ni personas conformistas en sus vidas. Su perfeccionismo está en todos los aspectos de su vida, siendo así su casa, su trabajo, su familia y sus amistades. Esto los convierte en personas muy exigentes no solo consigo mismos sino con su entorno, pues desean que todo salga excelente y se dé el máximo en cada una de las actividades que se realicen.

Tener como padre, jefe o pareja a un Virgo puede ser una tarea titánica y agotadora, ya que no aceptarán excusas y siempre buscarán más de lo que se tiene, sin embargo, suelen saber muy bien cómo enseñar sobre los distintos aspectos de la vida, para enfocarse en los resultados optimizando los recursos al máximo.

Otra característica muy propia de los representantes del signo Virgo es que suelen ser muy metódicos y por tal motivo buscan su propia manera de hacer las cosas, haciéndose un seguimiento riguroso y planteándose metas claras y concisas. Los Virgo suelen preferir la estabilidad y el arraigo que la tierra les brinda, en lugar de estarse renovando y cambiando constantemente sus métodos que ya les han funcionado con anterioridad.

Quienes han compartido espacio laboral con un Virgo, saben que estas personas son sumamente responsables, cumpliendo con sus obligaciones a cabalidad, siendo capaces de sacrificar todo aquello que pudiese impedirles el concretar su meta, como por ejemplo: horas de sueño o las horas de diversión y esparcimiento que todos en algún momento de nuestras vidas necesitamos.

Dados sus altos niveles de perfeccionismo y responsabilidad, los Virgo suelen creer que son los únicos que tienen la razón y que quienes piensen diferente a ellos simplemente está equivocado; por este motivo en muchas circunstancias pueden ser tildados de intolerantes, concepto que además no está del todo errado ya que, se considera que los Virgo son el signo más intolerante del zodiaco y que muy difícil tratar con estos cuando las ideas se contraponen.

Las personas de signo Virgo suelen ser personas con ideas y concepciones bastante firmes e irrevocables, por tal razón intentar hacerlos cambiar de opinión no solo podría convertirse en una misión imposible y desgastante; sino que además sería una tarea bastante irritante para quien la esté desempeñando.