Antes de comprar joyas de oro, es recomendable que tenga presentes algunas consideraciones sobre este material para evitar ser estafado pagando por joyas de menor valor por su simple apariencia, por ello es importante conocer los tipos de oro que existen y la manera de identificarlos.

Comprar joyas de oro puede considerarse una inversión, ya que conservan su valor, son resistentes y perdurables. El precio del oro es variable de acuerdo a su peso, quilates y lugar donde sea adquirido. Uno de los primeros indicativos de que la joya seleccionada sea efectivamente elaborada en oro, es que la joya cuente con la marca de calidad que indica la cantidad de quilates que tiene cada pieza.

En relación a los quilates del oro, el de 24 es oro puro, el de 18 es 75 % oro, el de 14 es 58.3 % de oro, y el de 10 quilates es 41,6 % de oro, el resto de los porcentajes corresponde a aleaciones de diferentes metales. Las joyas más comunes son las elaboradas en oro de 18 quilates. Debe considerar que el oro se comercializa en gramos, y mientras mayor peso en gramos tenga la pieza, mayor costo tendrá.

En cuanto a los colores, el oro amarillo es el más común y el que tiene una mayor demanda; aunque el oro blanco y el rosa también son muy populares. El color está determinado por la aleación que se haya utilizado para dar brillo, durabilidad o dureza.

El oro amarillo suele tener aleaciones con el cobre que le otorga un matiz rojo; con la plata para un matiz verdoso; mientras que la combinación de cobre, plata y oro le otorga una característica delicadeza a las piezas. Por otra parte el oro blanco utiliza aleaciones con metales blancos y el oro rosado, posee aleación de cobre.

Otros consejos muy importantes a la hora de adquirir joyas de oro es que elija una compañía o tienda especializada en joyas de buena calidad, que cuente con personal para asesorarlo y le ofrezca una gran variedad de joyas. Si va a realizar la compra a través de internet, verifique la seriedad de la empresa antes de realizar la compra.

Asimismo es importante que consulte con la empresa las políticas de devolución en caso de que la joya no cumpla con sus expectativas o tenga algún defecto. Siempre elija calidad y olvídese de las ofertas, ya que aunque puede resultar muy tentador el precio, sin embargo el oro muy barato suele ser falso.

Un elemento importante para las joyas de oro es el sistema de cierre que garantice que sea fácil de colocar y de buena calidad, así como las medidas de la persona que utilizará la joya. Cerciórese de comprar la medida adecuada para anillos, mueca, tobillo o cuello.

Un consejo final, compare precios en diferentes sitios especializados, ya que suelen existir diferencias en la comercialización de las joyas, tómese su tiempo y evalúe las opciones para elegir la joya que más se adecue a sus necesidades y requerimientos.