Cuando va a adquirir una prenda de alto valor, es preferible que siga algunos consejos para reconocer una joya genuina, pues aunque en las joyerías no es probable que le den una imitación, hay sitios donde tienen pocos escrúpulos y podría ser víctima de ellos sin siquiera notarlo.

gema_genuina_joya_life_1

Puede probar si un diamante es o no real, dibujando un punto pequeño con un bolígrafo en un pedazo de papel blanco y colocando la piedra en el centro del mismo, mire el punto a través del diamante y si fuera auténtico, desaparecerá ante sus ojos; otra manera de probarlo es colocando la piedra frente a su boca y empañándola con el aliento, éste se evaporará de manera inmediata si no fuera falso; los diamantes extraídos normalmente tienen pequeñas imperfecciones naturales que puede ver con una lupa, busque manchas pequeñas de minerales o cambios muy leves en el color, signos que dicen que es real, pero no perfecto.

El jade real entre otras formas, se puede probar lanzándolo al aire y atrapándolo, debido a su alta densidad,  lo sentirá más pesado de lo que aparenta;  también al golpearlo contra cuentas plásticas, su sonido será más profundo y resonante; al sostenerlo en su mano, debe sentirlo frío, liso y con textura parecida al jabón, si es verdadero debería tardar un rato en calentarse; la jadeíta es muy dura, ésta rayará el vidrio o incluso el metal; usando el extremo sin filo de una tijera, suavemente presiona y dibuja una línea en un área de la pieza de jade, si el rayón produce marca, probablemente no sea un jade genuino.

gema_genuina_joya_life_2

Si desea saber si un rubí es auténtico con base en el color y el brillo, podrá compararlo con la señal de alto en el semáforo, ya que cuando son verdaderos brillan con un color rojo vívido y oscuro, los falsos a menudo son opacos, luminosos, pero no brillantes; debe cuidar que el color de la piedra sea consistente y uniforme, las falsificaciones presentan más imperfecciones y manchas impuras, pero debe saber que los rubíes a veces tienen imperfecciones; ya que un rubí es una superficie muy dura, no lo rayará sino con un diamante.

La esmeralda no es muy fácil de reconocer cuando no es original, pero con una lupa de joyero sujetándola de tal manera que la luz la bañe en un ángulo oblicuo, si logra ver patrones que no sean regulares o ve defectos dentro de ella, es probable que sea real; porque la esmeralda sintética creada por el hombre, es casi indetectable pero por supuesto, tiene un valor muy inferior.

gema_genuina_joya_life_3

Si lo que desea adquirir es un zafiro, para verificar su legitimidad, vea el certificado de autenticidad; su procedencia generalmente es de Australia y Tailandia, otros que son muy buscados son originarios de Cachemira, Ceilán y Birmania y si no tienen un certificado, desconfíe; de todas formas, es recomendable que cuando esté dispuesta a hacer una gran inversión, lo ideal es adquirirlo en sitios reconocidos y que un gemólogo lo autentifique.