La temperatura corporal es un indicador que refleja el equilibrio entre la perdida y la producción de calor de nuestro cuerpo. Así que puede verse afectada por diversas circunstancias, como, por ejemplo, hacer ejercicio, dormir o consumir ciertos alimentos.

Si bien subirá o bajará como consecuencia de ello, la mayoría de las veces, el efecto será temporal, ya que el cuerpo se ajustará, para mantenernos cómodos y saludables. Aunque también podremos mantener una temperatura corporal saludable, por ejemplo, al ponernos una chaqueta si tenemos frío o quitarnos un suéter si sentimos calor.

Por lo cual, para mantener un proceso metabólico saludable la temperatura corporal optima a la que deben funcionar nuestras enzimas es de 37 ° C o 98,6 ° F. Es así como la temperatura de su cuerpo puede revelar mucho sobre usted y su salud, siendo por ello uno de los cuatro signos vitales clave que examinan los médicos. Si usted quiere comprender un poco las causas de tales fluctuaciones y conocer algunos otros datos interesantes sobre la temperatura corporal le invitamos a seguir leyendo hasta el final.

Temperatura corporal Termómetro
Imagen de Piqsels

La temperatura corporal cambia a lo largo del día

La temperatura corporal normal promedio es generalmente de 98.6°F (37°C). Sin embargo, esta cambiará según la persona, la edad, las actividades que realiza y el momento del día. De hecho, son muchos los estudios que demuestran que la temperatura corporal “normal” puede tener un amplio rango que va desde los 97°F (36.1°C) hasta los 99°F (37.2°C). Por lo que una temperatura normal para usted tal vez sea un poco más alta o más baja que la temperatura corporal promedio.

Según la Clínica Mayo, si usted revisa su temperatura con un termómetro, al final de la tarde y la noche se dará cuenta que es más alta que a primera hora de la mañana, justo cuando se levanta.

Más viejo significa más frío

Si ha notado que siempre tiene frío, incluso durante los calurosos días verano, tal vez la respuesta podría estar en su edad. Ya que nuestra temperatura corporal promedio no permanece igual durante toda la vida y a medida que envejecemos, esta disminuye ligeramente. Por lo cual, en las personas mayores las caídas de un par de grados podrían hacer que la fiebre no se detecte. Pues podrían tener fiebre a temperaturas más bajas que los adultos más jóvenes.

Un estudio publicado en el Journal of Clinical Nursing en el cual se midió la temperatura corporal de 133 personas mayores residentes de hogares de ancianos lo demostró. Según sus resultados se encontró que quienes estaban entre 65 y 74 años tenían una temperatura corporal que estaba por debajo de lo normal. Mientras que en las personas de 75 a 84 esta era más baja y registraron valores incluso más bajos entre los mayores de 85 años.

Fumar provoca un aumento de la temperatura corporal

Inhalar el humo caliente de un cigarrillo, puede provocar que su cuerpo pierda la capacidad de enfriar su temperatura. Ya que un produce un ligero sobrecalentamiento en la temperatura de su cuerpo. Sin embargo, 20 minutos después que usted ha dejado de fumar, su temperatura vuelve a la normalidad.

Mentir puede hacer que su nariz se caliente

Investigadores españoles de la Universidad de Granada utilizaron un escaneo térmico para confirmar que la ansiedad inducida por la mentira hace que el área alrededor de la nariz y los ojos se calienten. Algo que pudiéramos llamar un efecto pinocho modificado.

El aumento de la temperatura corporal interfiere con el sueño

La temperatura corporal afecta la calidad del sueño. Los científicos del Instituto de Neurociencia de los Países Bajos en Ámsterdam descubrieron que las personas duermen mejor cuando la piel está fría. A los participantes de la encuesta se les entregaron trajes especiales que reducían la temperatura de la piel. Los participantes durmieron más profundamente. Se obtuvieron resultados particularmente buenos en los participantes de edad avanzada que se quejaron de insomnio.

Es por eso que tomar un baño o una ducha tibia antes de acostarse es un remedio contra el insomnio recomendado con frecuencia.

La temperatura corporal indica el momento de la muerte

Cuando una persona muere, la temperatura corporal disminuye 1,5 grados por hora. Si el médico forense determina la temperatura del cuerpo del difunto, puede determinar la hora de la muerte. Este hecho fue descubierto por primera vez por el químico inglés y amante de los médicos John Davy en el año 1839.

Los hombres y las mujeres tienen diferentes temperaturas corporales

En un estudio publicado en The Lancet, investigadores de la Universidad de Utah en Salt Lake City encontraron que la temperatura corporal central de las mujeres es, en promedio, 0,4 grados más alta que la de los hombres (97,8 frente a 97,4). Pero las manos de las mujeres están 2.8 grados F más frías que las de los hombres en promedio, 87.2 grados F, en comparación con 90 grados F para los hombres.

El pimiento rojo puede causar una temperatura corporal central más alta

El pimiento rojo no solo mejora el sabor de los alimentos, sino que también aumenta la temperatura corporal durante la digestión. Es por eso que un tazón de chile caliente sabe tan bien en un día frío. Investigadores de la Universidad de Purdue observaron que el pimiento rojo reduce el apetito y acelera el gasto de calorías. El subproducto de la quema de calorías es que aumenta temporalmente la temperatura corporal.

No pierde más calor por su cabeza

Según un estudio publicado en la revista médica BMJ. Cuando pierde calor y la temperatura baja, ocurre en todas las partes del cuerpo simultáneamente. Por lo tanto, perderemos la misma cantidad de calor en cualquier área del cuerpo que esté expuesta, lo que reducirá nuestra temperatura corporal central proporcionalmente.

La verdadera razón por la que perdemos calor a través de nuestra cabeza es porque la mayor parte del tiempo cuando estamos afuera en el frío, estamos vestidos.

Un corazón frío protege su cerebro

Un corazón frío no es tan malo, especialmente después de un infarto. Los médicos del Centro Médico Johns Hopkins Bayview en Baltimore han desarrollado una técnica para bajar la temperatura corporal para prevenir daños graves a los órganos. Esto incluye inducir una forma de hipotermia después de un ataque cardíaco.