En el mundo de la moda hay muchísimo talento, lo que ha permitido al público tener acceso a la diversidad que ofrecen los distintos diseñadores. Hablar de moda en España es hablar de Ágatha Ruiz de la Prada y su estilo, diseñadora madrileña con más de 30 años de experiencia. ¡Conózcala!

Agatha nació en Madrid en 1960, su padre fue un prestigioso arquitecto que construyó gran cantidad de edificios en Madrid y que además, era coleccionista de arte; mientras que, su madre es una aristócrata española, razón por la cual Ágatha posee dos títulos nobiliarios marquesa de Castelldosrius (con Grandeza de España) y baronesa de Santa Pau, a los cuales renunció para convertirse en empresaria.  Por lo que podría decirse, que el arte y el estilo vienen de casa y en su sangre. Asimismo, cursó sus estudios de diseño de moda en Barcelona.

Sus primeros pasos dentro de la moda se dieron trabajando como ayudante del diseñador Pepe Rubio. Pero, su carrera realmente comenzó en 1981 cuando lanzó su primera colección y entró en la movida de Madrid.

El estilo que enmarca el sello de Ágatha Ruiz de la Prada, es único e inconfundible; está indiscutiblemente arraigado en el color y el arte. Sus piezas, son escultóricas e hiperestructuradas, muchas de ellas han sido exhibidas con frecuencia en museos y galerías de todo el mundo.

Por otro lado, ha sido una diseñadora con una visión tan amplia que ha construido casi un imperio, pues su producción no se ha centrado únicamente en la moda, sino que se ha extendido a otros ámbitos como el de la decoración, la papelería, lentes, perfumes y hasta los accesorios para mascotas.

Es una mujer que siempre ha apostado por el color y que se considera enemiga número uno del negro, pues piensa que el color tiene efectos terapéuticos y por supuesto beneficia a quien lo viste. En el universo de Ágatha predominan el juego, los colores fuertes, los lunares, las estrellas, las rayas y los corazones. Ella afirma: “La ropa te puede hacer feliz o desgraciado”. Haciendo referencia a aquellas tendencias que pueden llegar a hacer sufrir a las mujeres como los tacones o piezas complejas.

Una de las particularidades es que Ágatha no diseña para un tipo de mujer en específico, ella diseña y hace arte para aquel que se identifique y decida llevarlo. Asimismo, una de las características de esta diseñadora es que siempre va vestida de su marca.

Finalmente, hoy con más de 30 años de experiencia, en 2017 recibió el premio nacional de Diseño de moda. En reconocimiento a su trayectoria y contribución al mundo de la moda, tal como la describe Mario Vargas Llosa: “Ágatha Ruíz de la Prada ha inventado un mundo lleno de color, de gracia y picardía que tiene algo de cuento de hadas, de la magia del circo y las fantasías de la niñez”. Si tiene la oportunidad de comprar alguna de sus piezas, no lo dude, llénese de color y Agathícese.