El cuidado de manos y pies debe ser un tema de interés para hombres y mujeres, ya que estas zonas de nuestro cuerpo son visibles la mayor parte del tiempo, por ello merecen los mejores cuidados. Si desea consentirlas, no lo piense más y quédese con nosotros para conocer algunas recomendaciones muy útiles para proteger sus manos y pies.

Es esencial que estemos atentos a lo que pueda ocurrir en todo momento, no solo cuando nos duelen o sufrimos alguna lesión. Estas zonas  están  expuestas durante gran parte del día.  El sol, la temperatura, la contaminación, entre otros, pueden ser enemigos número uno de nuestras manos y pies. Por ello debemos  llegar a casa o a la oficina lavándolas muy bien, con jabones especiales para el área, evitando irritaciones con productos químicos muy fuertes a base de alcohol que causen alguna lesión es la piel.

Si desde hace tiempo usted no se regala una tarde “spa”, éste es el momento. Se puede comenzar por la exfoliación, ya que esta nos permite retirar todas aquellas células muertas que puedan hacer lucir nuestra piel envejecida, además permite un mejor efecto de las cremas hidratantes.

 

Usted puede realizar  este sencillo tratamiento en un centro especializado, o mejor aún,  es posible realizarlo en casa. Solo necesitará algún aceite de almendras o cualquiera de este tipo, azúcar morena preferiblemente, y si lo desea puede agregar algunas gotas de vainilla y canela en polvo. Todo esto lo mezclará en un recipiente agregando las cantidades que usted desee utilizar, luego de ello, debe aplicarlas en las zonas a exfoliar y debe dejarlo actuar por 15 o 20 minutos con ayuda de guantes o cualquier protector de plástico. Por ultimo debe retirarlo con agua y de inmediato notará el cambio en su piel.

Antes de dormir y luego de un placentero baño, usted puede hacer uso de una crema hidratante para manos y pies, masajeando lentamente, sintiendo lo relajante que resulta, además de que le provee descanso a sus pies.

Una piel bronceada resulta muy atractiva para muchos, olvidando aplicar protectores solares en áreas como las manos y los pies, y no lo va a creer pero éstas son muy delicadas, por lo que debemos evitar que los rayos UV choquen tan agresivamente contra ellas.

Y para aquellas hermosas mujeres amas de casa, las recomendaciones van dirigidas a actividades en las cuales nuestras manos y pies están en contacto directo con mucha agua o productos de limpieza, por ello debemos utilizar guantes o zapatos especiales para dichas tareas.

No cabe duda que el cuidado de las manos y los pies no es tarea difícil, solo es necesario un poco de amor y tiempo para dedicarle a tan importantes zonas de nuestro cuerpo. Si quiere lucir unas hermosas manos o unos pies rejuvenecidos, no espere más y comience a consentirlos con estos consejos que pueden ser aplicados por usted.