Aunque la depilación puede parecer simple, los errores al depilarse son muy comunes. Ya que son parte de la falta de experiencia habilidad y practica constante. Pero, si se quiere mantener una depilación por más tiempo, así como un aspecto más limpio y saludable de la piel, debemos evitarlos.

Errores al depilarse Depilación Mujer
Imegen de Piqsels

Sin embargo, a pesar de que tenemos tantas opciones disponibles para depilarnos, existen algunos errores comunes que todas cometemos. Los cuales no solo pueden provocar dolor durante la depilación, sino también pueden producir algunos problemas relacionados con la piel. Sin más, he aquí algunos errores al depilarse que la mayoría de nosotras comete.

1. Depilación del vello demasiado corto o demasiado largo

Este es uno de los errores al depilarse más comunes que vemos a menudo, ya que muchas chicas no esperarán hasta que el vello haya crecido lo suficiente como para depilarse. Lo que termina provocando el crecimiento desigual del bello y hace que el agarre del bello más corto sea más difícil. Pero además de ello, que la depilación sea menos efectiva.

Es mucho mejor si esperamos unos 15 a 20 días antes de depilarnos, de esta menara permitiremos que la cera se pueda adherir lo suficiente al vello. Siendo aproximadamente ¼ de pulgada o el tamaño de un grano de arroz, la longitud ideal para hacerlo. Así mismo, si tenemos el vello muy largo, debemos recortarlo antes. Pues tratar de depilar el vello que es demasiado largo puede aumentar las posibilidades de experimentar dolor, irritación y hematomas.

2. Depilarse con cera en la dirección incorrecta

Es importante que siempre quite la tira de depilación en la dirección opuesta al crecimiento del vello, ya que es la técnica más efectiva. Aunque a veces, al intentar depilarse en casa, muchas mujeres generalmente olvidan esta regla. Dañando su piel en el proceso y lastimándose a sí mismas, lo que también puede aumentar sus posibilidades de desarrollar vellos encarnados.

Lo recomendable es tirar de la cera de depilación con un movimiento rápido en la dirección opuesta. De esta manera tendrá mejores resultados y sentirá mucho menos dolor.

3. No usar talco, uno de los errores al depilarse que debe evitar.

Nuestra piel es capaz de producir aceites que crean una barrera natural entre la cera y la piel. Lo que hace que sea mucho más difícil que esta se adhiera a la piel y al vello. Por ello, si usted se ha duchado o limpiado la piel antes de depilarse, debe aplicar talco para bebés en las áreas a depilar. Ya que, permitirá absorber los aceites de la piel y facilitará que el vello se adhiera a la cera.

4. No exfoliar la piel antes de depilarse

Uno de los principales problemas que enfrentan las personas al depilarse con cera es el vello encarnado. Pero lo que muchas parecen ignorar es que se puede evitar fácilmente con la exfoliación regular. La exfoliación permitirá que, en lugar de las células muertas la cera se adhiera al vello. Lo que significa que obtendrán un «tirón» más limpio y eficiente.

Se recomienda que unos días antes de aplicar cualquier cera, realice una exfoliación suave del área a depilar con un paño o esponja vegetal. Así mismo, en los días previos a la depilación, se recomienda mantener la hidratación aplicando crema hidrante. Pero recuerde que, al momento de depilarse, debe limpiar el área y asegurarse de que esté completamente seca, para obtener mejores resultados. Además, evite el uso de exfoliantes químicos, incluidos AHA, BHA y retinol.

5. Olvidarse de los cuidados posteriores

Depilarse correctamente no solo se trata de cuidados previos, pues, luego de depilarse el cuerpo también hay que tener ciertos cuidados de la piel. Por ello, no es recomendable nadar o exponerse directamente a la luz solar, ya que los rayos solares irritarán los folículos pilosos abiertos. Además, debemos evitar el uso de perfumes, desodorantes, aerosoles o maquillaje en las áreas depiladas. Ya que su contacto con los poros abiertos puede causar picazón e irritación.

También se debe evitar el uso de prendas de ropa ajustada, porque además de provocar sudoración, harán que las bacterias comiencen a crecer instantáneamente. Tenga en cuenta que estas precauciones deben seguirse durante al menos 24 horas después de haber realizado cualquier tipo de depilación. Por último, luego de la depilación es esencial mantener una buena hidratación de la piel, para que esta se recupere.

6. No depilarse con regularidad

El depilarse con cera permite que el vello crezca como está previsto de forma natural. Por lo que, si se hace regularmente, el vello se va debilitando y disminuyendo en cantidad y grosor con el paso del tiempo. Igualmente, esta práctica permitirá que cada depilación sea menos dolorosa y puede detener gradualmente el crecimiento del vello, dando resultados más duraderos. Así que dependiendo del crecimiento es recomendable depilarse con una frecuencia de 15 a 20 días.

7. Esperar menos de 24 horas para broncearse

Este es uno de los errores al depilarse que muchas mujeres cometen. Pero debe saber que, al broncearse justo después de la depilación, los folículos pilosos no tendrán suficiente tiempo de cerrarse correctamente. Por lo cual, hay mayor riesgo de manchas y quemaduras y es fundamental que se restaure el manto lipídico con un producto hidratante.

Así que, para estar seguros, hay que dejar pasar por lo menos dos días antes de broncearse para que nuestra piel se recupere del trauma.

8. Ir directamente a la playa o a piscina

Así como debemos evitar la exposición al sol y el bronceado durante 48 horas después de la depilación, la piscina y la playa también están prohibidas. Esto es debido a que el cloro y la arena podrían irritar nuestra piel, sobre todo porque los poros aún siguen abiertos y es más susceptible. Por ello, si tiene pensado irse de vacaciones, trate de depilarse un par de días antes para que pueda ir a la playa sin problemas.

9. Tomar baños calientes

No hay nada como un baño caliente cuando necesitamos relajarnos, pero es mejor mantenerse alejado de ellos durante 24 horas después de la depilación. El calor solo agrava la irritación y el enrojecimiento posteriores a la depilación. Además, resecará la piel y abrirá los poros, lo que resulta un factor de riesgo para que aparezcan los vellos encarnados.

10. Ir al gimnasio muy pronto

Aunque muchas mujeres pueden estar ansiosas por ir al gimnasio, deberían alejarse de este, solo por uno o dos días. La ropa muy ajustada no solo causará demasiada fricción, lo que provoca enrojecimiento adicional y vellos encarnados. Además, como lo habíamos mencionado el hecho de tener calor y sudar crea el ambiente perfecto para una infección bacteriana.