La actriz italiana Gina Lollobrigida, fue una de las actrices más cotizada de las décadas de 1950 y 1960, su fama la llevó a adquirir cualquier cantidad de joyas, entre ellas un hermoso collar que la hacía lucir despampanante en sus mejores momentos. Hoy en este artículo vamos a hablarle un poco de este collar y de esta famosa actriz.

El collar tan afamado de la actriz italiana, fue creado por Bulgari, en el año 1954, está hecho de diamantes y está valorado, aproximadamente, entre $300.000 y $500.000. La artista prefería a este joyero porque era el más importante de Roma, le gustaba la orfebrería y el estilo distintivo de la casa italiana en los años 50 y 60. Otro motivo por el que usaba las joyas de este diseñador,  es que las prendas de él formaban parte de un momento especial en el proceso creativo de Bulgari y son piezas que no estaban disponibles para todo público.

Para Lollobrigida, este hermoso collar tenía muchos usos, pues era una  combinación de collar y brazalete. Fue considerado una de las creaciones más importantes de Bulgari e identificada por Daniela Mascetti en su libro Bulgari, tanto que la escritora definió la forma con la que Gina llevaba sus prendas como “creativa”. Este conjunto era uno de sus preferidos y lo llevó en 1961, cuando ganó el Golden Globe.

Para esta artista, las joyas tienen el propósito de dar placer por lo que ella misma se las compraba con el dinero que le proporcionaba su trabajo, se puede decir que las joyas para ella eran como un vicio, llegando a tener una gran y costosa colección, con una variedad de materiales y piedras preciosas.

Entre las prendas que comprendía su colección están un par de pendientes de perla y diamantes hechos en 1964, los cuales eligió para su encuentro con la princesa Margarita de Inglaterra, en el estreno en Londres de la película «La fierecilla domada», en el año1967.

También tenía un anillo de diamantes, con la piedra en forma de cojín pesando 19,03 quilates, de Bulgari, 1962, un anillo de esmeralda y diamantes, Bulgari, 1964, engastado con una esmeralda de 16, 62 quilates y otros aretes de esmeraldas y diamantes, que tienen un precio estimado entre 150.000 y 250.000 dólares, y los llevó en el estreno del musical «Sonrisas y Lágrimas» en Nueva York, en 1965.

De todas las joyas, este hermoso collar de diamantes fue el que más impactó a Gina Lollobrigida, que en su momento fue conocida como “Lollo”, se dedicó además a la escultura, la fotografía y a la causa benéfica. En el año 2013 la actriz subastó 22 joyas de su colección en Sotheby’s, en Ginebra, tras ser expuestas en Londres, Nueva York y Roma, esto con la finalidad de recaudar un fondo para crear un hospital que investigara con células madres. Este deseo le llegó por una niña que sufría de una enfermedad y que solo podía recuperarse con dicha terapia, proceso que no estaba disponible en Italia.