El cabello es uno de esas partes del cuerpo que identifican a una persona, que la hacen más o menos atractiva, que da presencia y otorga una imagen agradable para sí mismo y para los demás. Si el cabello no está sano, debemos urgentemente actuar y aplicar los tratamientos correspondientes para recuperarlo y protegerlo.

De esta manera, cuando se tiene un cabello muy maltratado por mechas, tintes o uso excesivo de la plancha,  es recomendable realizarse  tratamientos para hidratarlo con productos de calidad cuya acción sea efectiva y perdure por meses. Generalmente se recomienda alisar el cabello con técnicas que lo hidraten y posteriormente aplicarse una cauterización o una plástica capilar un mes y medio después del alisado.

Por otra parte, existen factores que limitan el cuidado del cabello, tales como el estrés y la falta de tiempo, lo cual hace que éste se vuelva quebradizo, encrespado y sin brillo; rompiéndose  fácilmente, se cae, se enreda y no crece con facilidad. Es por ello, que se debe  hacer una buena hidratación para evitar la pérdida de la película hidrolipídica; que  se compone de agua y sebo, que protegen la piel y  el cuero cabelludo.

Esta pérdida  de dicha película se debe a agentes externos como el sol, la sal de mar y el cloro de las piscinas, los secadores, las planchas, decoloraciones, entre otros, por lo que hace necesario una hidratación con tratamientos regeneradores y reparadores, que permitan recobrar las condiciones normales e inclusive embellecer aún más el cabello. Además, la pérdida de la película hidropílica  se debe a agentes internos como una mala alimentación. En este caso, la solución  al problema está en procurar una dieta balanceada, rica en vitaminas y proteínas.

En este sentido, dentro de los métodos para tener un cabello impecable se encuentra el alisado brasileño, el cual  es un tratamiento a base de queratina que está pensado para lograr dos propósitos fundamentales: alisar el cabello reduciendo el volumen y el efecto “frizz” (enroscamiento) y reparar los pelos dañados, quebrados y maltratados dándole una mayor hidratación y un cuidado profundo, que lo hacen ver no sólo liso, sino también sedoso y brillante.

Ahora bien, es importante explicar que la queratina es un ingrediente natural del cabello, que forma parte de su materia prima, es una proteína que constituye más del 95% de la fibra capilar y que protege nuestro cabello de los agentes  externos tales como la contaminación, la radiación UV, el agua de mar, agua de las piscinas, secados excesivos, los productos químicos, como laca, gel y  espuma, entre otros. Todos ellos pueden suponer una agresión para la humedad y belleza del cabello

De esta manera,  la queratina que se utiliza en los tratamientos como el alisado brasilero, reduce los daños del cabello y le proporciona elasticidad, hidratación, brillo y fuerza. De allí que, la mayoría de los champús, mascarillas, cremas hidratantes o de tratamiento para el cabello incorporan queratina para compensar la falta de renovación de la queratina natural. Este tipo de queratina es vegetal y procede del trigo, de la soja o del maíz y su uso permite restaurar, proteger y suavizar el cabello dañado.

En este sentido, la queratina actúa sobre el cabello como un barniz, formando una capa protectora contra los daños externos causados por el secador o las planchas de alisado del cabello.  Entre los principales beneficios de la queratina del cabello hay que destacar su capacidad para hidratan profundamente. La queratina permite al pelo recuperar su vitalidad, ya que aporta las proteínas que el cabello ha perdido por los procesos de coloración, decoloración, aplicación de laca u otros factores externos.

Además, gracias al poder de hidratación del tratamiento de queratina, se consigue eliminar la porosidad del cabello logrando, con ello, que este sea, en un 90%, más manejable, lo cual permite peinar el cabello con más facilidad, facilitando la elaboración de diferentes peinados que lucirán al máximo, ya que el  potente efecto calmante de la queratina,  reduce las puntas abierta y el cabello presenta una aspecto mucho más bonito y sano.

Por este motivo, desde que apareció en las peluquerías este tipo de alisado brasilero, los estilistas y las mujeres en general han simplificado el cuidado del cabello y lo han hecho más efectivo, generándose una revolución en el mundo de la peluquería, debido a que este método está formado a base de queratina, un producto que tiene la capacidad de regenerar el pelo, aportarle una profunda dosis de hidratación y consiguiendo un resultado perfecto y renovado. Además, también consigue alisar el pelo de forma semipermanente ya que su efecto puede llegar a durar hasta 6 meses.

Es así como, con este tratamiento de alisado brasilero  a base de queratina se consigue restaurar nuestra salud capilar aportando al pelo lo que necesita para volver a brillar con luz propia.  Este procedimiento se retira del pelo progresivamente, por ello, a partir de los 3 meses, comienzan a aparecer las primeras ondas; sin embargo, si esto sucede debe aplicarse  una cauterización o una plástica prolongará el alisado por unos meses más, ya que no es conveniente  aplicar otra carga tan grande e intensa de queratina cuando aún hay restos del anterior alisado en el cabello, ya que se produciría una saturación de esta proteína.

Por tanto, el alisado brasilero provee un alisado progresivo, saludable y bien cuidado, a la par de que es un tratamiento completo desde la raíz que logra  lisos impecables, que fortalecen el cabello volviéndolo resistentes al quiebre, flexibles y sedosos que además controlan la oleosidad del cuero cabelludo.

Esto se debe a que el método tiene como fin principal realizar una hidratación formulada exclusivamente con micro partículas de rubí que poseen una alta concentración de nutrientes y minerales que envuelven cada hebra del cabello, haciéndolo lucir con un brillo extremo, suavidad y un efecto radiante.

Para la aplicación del alisado brasilero, se comienza lavando el  cabello con un champú neutro que estará indicado para eliminar cualquier resto de suciedad que pueda haber en la cabellera. De esta manera, una vez que está limpio el cabello, se aplica la queratina de manera uniforme, correctamente distribuida por todos los mechones y desde la raíz hacia las puntas procurando que todo el pelo quede totalmente impregnado con este producto.

A continuación, se procede con el secado y posteriormente se divide en diferentes secciones para poder pasar la plancha de forma insistente y con mucha paciencia, con la finalidad de que la queratina penetre profundamente por las capas del pelo y que su efecto regenerador y alisador se mantenga gracias al calor proferido por la plancha.

Cabe destacar que, este tipo de alisados sirve para cabellos quemados, ya que la queratina que se utiliza penetra en cada hebra del cabello, regenerándolo y evitando que luzca mate, sin brillo y dañado, lo cual se observa generalmente en cabellos quemados por el solo, los secadores, planchas, el cloro de las piscinas, el agua del mar, entre otros agentes externos.

Por tanto, al realizar un tratamiento a base de queratina introducimos nuevamente esta molécula en el cabello haciendo que se regenere y recupere, así, su brillo natural. Por ello, el alisado brasileño está indicado para todo tipo de pelo aunque esté teñido, tenga el rizo muy pronunciado o haya sido tratado anteriormente con otros métodos como, por ejemplo, una permanente.

Es importante señalar que no existe ningún tipo de problema si se desea  bañar  tanto en la playa como en una  piscina, debido a que el alisado realizado mediante este procedimiento, perdura sin que haya peligro de que se encrespe por la humedad. Así que, la persona  podrá llevar una vida normal y no cohibirse de disfrutar de un día de playa o una piscina.  También se puede  teñir el cabello o hacerse mechas, ya que esto  no afectará en absoluto los resultados logrados con el tratamiento aunque, aunque debe aclararse que podría  empeorar la salud capilar por los químicos que se usan con los tintes.

Sin embargo, hay algunas recomendaciones que deben seguirse cuando se aplica un tratamiento como éste, como por ejemplo, que no debe lavarse ni mojar el cabello hasta haber transcurrido 3 días desde la aplicación del mismo, para así  permitir que la queratina y el calor que se ha aplicado durante el tratamiento penetre en las fibras capilares y se torne, así, semipermanente.

Por otra parte, se recomienda que se espere tres días antes de realizar algún peinado, debido a que éste es el tiempo mínimo que se necesitará para que el producto penetre profundamente y, por tanto, el alisado sea efectivo. Además, es importante continuar con los tratamientos de belleza habituales y aplicarse una  vez por semana una mascarilla habitual para humectar en profundidad.

Así que, si no se está a gusto con la apariencia del cabello, con el frizz, la falta de brillo, sequedad, debe buscarse una alternativa efectiva como el alisado brasilero a base de queratina, que es una revolucionaria técnica que ayuda de manera muy efectiva  a que la cabellera se muestre brillante y sedosa, además de proveer salud capilar recuperando los elementos naturales del cuero cabelludo.

Por lo tanto, aunque en el mercado existen diferentes productos diseñados para conseguir alisar el cabello, tales como: planchas, champús alisadores, entre otros, con un uso continuado de éstos se termina dañando el cabello,  haciendo que se reduzca su brillo, se abran las puntas y tenga tendencia a encresparse; además de que ninguno de ellos es tan definitivo y efectivo como este tipo de alisado con queratina que perdura hasta 6 meses, evitando la exposición continúa a estas herramientas que alisan pero terminan debilitando el cabello, dañando la salud capilar y  empeorando la  apariencia.