Una de las cartas de presentación que tenemos en muchas ocasiones son nuestras manos, a través de ellas podemos expresarnos y tener contacto con todo lo que nos rodea. Aunado a esto, nuestras manos y sobre todo nuestras uñas hablan mucho sobre nuestros hábitos e incluso sobre nuestra salud, por eso es importante colocar especial atención al cuidado de las uñas para que están sean un buen reflejo de nosotros.

Pues bien, las uñas están formadas por capas de una proteína endurecida llamada queratina. Las partes de la uña son la matriz, la cutícula, la lúnula, el plato ungueal y el lecho ungueal y su aspecto es un reflejo de nuestra salud y de nuestra personalidad.

La función de las uñas es proteger las yemas de los dedos de las manos y son de vital importancia para ayudarnos a coger los objetos con mayor facilidad.

Sus uñas pueden revelar muchas cosas sobre su salud, debe estar atento si sus uñas sufren decoloraciones ya que pueden indicar varios padecimientos, así que lo más recomendable es acudir a un médico si lo nota.

Si adquieren un tono amarillento pueden revelar diabetes, problemas de hígado o algún hongo. Si tienen manchas blancas es una alerta de que esta cortando demasiado su cutícula, una coloración azul puede indicar problemas de oxigenación o una mala circulación sanguínea.

Las uñas frágiles, están asociadas a problemas de mala salud. Cuando presentan surcos pueden indicar falta de vitamina B. La falta de proteínas, ácido fólico y vitamina C, producen los llamados padrastros, que son pequeños trozos de piel que se levantan alrededor de las uñas.

Unas uñas mordidas, indican que usted es una persona muy inquieta, que no tiene control y su disciplina es muy escasa. También significa que tiene gran imaginación y es una persona muy creativa.

Por otra parte, como lo mencionamos anteriormente, las manos son el reflejo de su personalidad, forman parte de su imagen, por tal razón debe cuidarlas correctamente, recuerde que las uñas y las manos no se pueden esconder y son una de las partes del cuerpo que más observan las demás personas.Unas uñas bien cuidadas y limpias son sinónimo de esmero y pulcritud.

Asimismo, en la uñas se alojan las impurezas de las labores diarias, por tal razón es vital tener medidas de higiene correctas. Es importante que se eliminen los residuos de ellas y que se hidraten permanentemente. Si tiene uñas sucias, descuidadas, mordidas, con la pintura cuarteada o desgastadas, causará una pésima impresión por lo que es importante que estén arregladas, no necesariamente pintadas, pero si limpias, cortadas y limadas.

Para que sus uñas estén en perfecto estado debe seguir las siguientes recomendaciones:

  • No debe comerse las uñas o las cutículas.
  • Proteja sus uñas de jabones y agentes químicos utilizando guantes.
  • Corte sus uñas de manera recta, solo después del baño, aunque es preferible limarlas cuidadosamente.
  • Lave las uñas, al menos una vez al día, con agua fría.
  • Limpie las uñas utilizando un cepillo y agua.
  • Aplique crema hidratante masajeando los dedos hasta la punta.
  • Evite el uso de alcohol o acetonas ya que esto reseca las uñas, prefiriendo removedores de esmalte no abrasivos.
  • En cuanto a las cutículas, lo más recomendable es empujarla con un palito de naranja y evitar cortarlas.

Tenga presente que las uñas perfectas son el mejor accesorio.