Un país como India, lleno de historia y costumbres religiosas, de cultura, misticismo y leyendas que impregnan la vida de sus habitantes y de los millones de personas que la visitan, de una magia particular, cuenta sus historias desde la más pura tradición que se encuentra en cada detalle, cada prenda de vestir, en la simbología que utilizan hasta los  joyeros para plasmar en sus joyería hindú de la mejor manera posible, toda esa gama de elementos que el ambiente, la historia y las tradiciones exigen.

Es así como, la  cultura y la simbología de este maravilloso país han ido construyendo una percepción del arte y de la vida que se distingue por su elegancia y vistosidad, lo cual se ve reflejado de manera particular en sus prendas de vestir y su joyería, pasando a forma parte de  la actitud, estilos de vida y  conductas de sus habitantes, quienes están acostumbrados a disfrutar de celebraciones que llevan consigo tradiciones ancestrales de tipo religioso, en las cuales las ofrendas y los símbolos son clave fundamental en su desarrollo.

En el ámbito de la joyería, la India se distingue por conservar técnicas y procedimientos que datan de muchos años atrás, como por ejemplo la elaboración de los filigranas de plata, que son diseños de joyería ordinarios que se hacían en época de los mogoles y que actualmente aún son elaborados en algunas zonas de este país.

Asimismo, en cada rincón de India se desarrolla el sector de la joyería, el cual es muy diverso  y se encuentra presenta sobre todo en la inmensa cantidad de   templos y establecimientos religiosos distribuidos por todo su territorio, los cuales generalmente se estampan con  joyas, de acuerdo a la diferentes   religiones que hacen vida en la India y que son parte esencial de este maravilloso país.

Entrando en el tema de la simbología hindú como elemento fundamental de la joyería, hay que destacar el hecho de que su significado forma parte de cada uno de los eventos importantes de la vida de los hindúes, como por ejemplo,  lo que significa la prenda llamada “MaanTikka”, la cual es una especie de pompa que se elabora o confecciona  de manera  exclusiva para  las novias, y que llevarán puestas el día de su boda, como un accesorio especial que forma parte de las prácticas religiosas, y que se coloca realizando un fraccionamiento del cabello para colocar  en el centro de la frente una bella gema.

Otra de las prendas típicas de la India, es los Jhumkas, los  cuales  son aretes o zarcillos, que son indistintamente usados por mujeres y hombres, sin ningún prejuicio o crítica, y que lucen en cualquier evento social o religioso desde tiempos muy antiguos. Asimismo, son muy característicos y emblemáticos los brazaletes que llevan tanto hombres como mujeres en determinadas temporadas  de acuerdo a las fechas en que se realizan  festividades tradicionales y religiosas.

Por otra parte, se encuentra la joya llamada “nathmi”, conocida también   como koka o laung, la cual es un anillo que se coloca en la nariz, y que se le conoce como “pin nasal”. Esta joya también se usa desde tiempos antiguos, y se dice que llegó a la India con las invasiones territoriales que se llevaron a cabo  a través de los siglos.

Seguidamente tenemos al Haar, que se trata de una gargantilla, considerada    como una de las joyas  más costosas en la India,  ya que comprende un conjunto variado de elementos de una gran cultura, por lo cual los diseñadores de esta joya siempre se han esmerado en elaborarlas con  estilos muy particulares, ya que son fabricados a mano en las distintas regiones del país.

Otra de las joyas típicas es el Chudi, la cual es una pulsera elaborada de diferentes formas y estilos, y que generalmente se elaboran en diferentes materiales  que hacen ver  a estas pulseras como accesorios muy llamativos, cuyos diseños son más libres y variados,    dependiendo de los gustos y preferencias de cada persona. Esta prenda es muy conocida en todo el mundo, y generalmente se usan en pares, llevándose la mayoría de las veces varios pares en ambos brazos.

Cabe señalar que, los materiales que generalmente se utilizan en el proceso de elaboración de esta joya son el oro, la plata o la combinación  de ambos, para ofrecer a las mujeres un maravilloso accesorio muy característico de su país y representativo de su cultura y tradiciones.

De esta manera, las mujeres  encuentran la oportunidad de resaltar su belleza y en algunos casos la   extravagancia que prevalece en algunas regiones, a través del uso de estas joyas, por lo que el color y la vistosidad  son importantes, para destacar el  gran significado religioso que la misma posee, al punto de considerarse   desfavorable o peligroso   que una mujer lleve los brazos desprotegidos o desnudos, sin los Chudi. Además, en la cultura hindú las pulseras de plata significan fuerza y las de oro representan la fortuna y las riquezas.

En cuanto a los anillos que se usan en la India, debemos mencionar que existen los tradicionales, a los cuales se les llama “Angoothi” y que históricamente se han llegado a elaborar en diferentes materiales, que van desde la madera hasta el  metal crudo, sin embargo, en la actualidad han cambiado   los métodos y las técnicas para brindar a los consumidores prendas  más refinadas con diversos materiales que incluyen al acero inoxidable.

Los “Angoothi” generalmente son muy decorados  con incrustaciones de  pequeñas piedras  en toda su extensión, lo cual les provee volumen y lo convierten en una joya muy llamativa que refleja de manera exponencial las tradiciones de los hindúes, y que actualmente son reconocidas en todo el mundo, gracias al auge que esta industria ha experimentando en las últimas décadas, logrando convertirse en un producto de exportación y en piezas que los turistas llevan consigo tras haber realizado una visita a este fabuloso país.

Finalmente, tenemos al  Payal, que es uno de esos accesorios típicos de la India que se utiliza  alrededor del tobillo, y que ha tenido una gran aceptación en diferentes partes del mundo, por lo que se encuentra entre una de las piezas que se exporta y que en la actualidad ha sido objeto de diseños innovadores y creativos por parte de los joyeros, pero sin dejar a un lado la esencia de su tradición.

Por lo tanto, los procesos innovadores de este tipo de joyería no pueden excluir los elementos tradicionales, ya que éstos llevan consigo altos significados religiosos para sus  ciudadanos, quienes  pueden a través del uso de estas prendas y accesorios,  hacer representaciones  de los guerreros que desde   la antigüedad lucharon por su independencia y libertad, su historia y su esencia.

Cabe destacar, que este tipo de  accesorios, además de ser reflejo de la tradición y la historia, aportan una gran belleza y valor a sus portadores,  quienes generalmente se sienten  halagados por llevar en sus cuerpos  prendas similares  a la de los   guerreros o héroes que forman parte del legado histórico, cultural y espiritual de la India, razón por la cual sus tradiciones se han mantenido durante tantos años.

El payal es también conocida como Pajeb, nombre que se utiliza en algunos pueblos o regiones, y que generalmente portan niños, niñas, mujeres jóvenes y las ancianas de las comunidades,  a los cuales se les agrega elementos característicos como amuletos, piedras, adornos de madera, etcétera, según las preferencias y nivel adquisitivo de las personas.

Es así como la joyería hindú se ha hecho  famosa en el mundo entero, gracias a  sus diseños, el significado que llevan consigo, sus espectaculares piedras, perlas, el uso de la plata y el oro, combinación que resulta muy atractiva para las culturas occidentales llenas de elementos muy modernos e innovadores, pero que se ven opacados ante la vista de muchas personas que buscan algo diferente, que les evoque la esencia del ser humano a través de historias y leyendas, que logren despertar en ellos el vínculo con la divinidad.

De allí el auge que ha tenido en los últimos años la joyería hindú, que hoy por hoy se ha posicionado entre las mejores del mundo, resaltando y siendo reconocida particularmente por las cantidades de gemas preciosas extraídas en  sus tierras, que son utilizadas para confeccionar verdaderas obras de arte a través de joyas que mantienen su esencia, resaltan su historia, tradiciones y su riqueza espiritual, que es valorada no sólo en la India, sino en el mundo entero.

Y ha sido precisamente por la riqueza minera de la India, por  sus famosas piedras y diversos materiales preciosos, que muchos  comerciantes e inversionistas multimillonarios fijaron su atención en esta tierra, lo cual ha favorecido el desarrollo de diferentes empresas que hoy por hoy hacen vida en este país, y que se conectan con los mercados mundiales, generándose numerosas excavaciones que  a su vez han servido para encontrar  diversos objetos, artesanía, piedras preciosas, joyas e incluso oro,  pertenecientes a civilizaciones antiguas, que han pasado a formar parte del valioso acervo cultural de este país.

En definitiva, la  joyería hindú es símbolo de tradición, belleza, cultura,  elegancia y mucho brillo, conjunto de elementos que están inmersos en un simbolismo emblemático lleno de esencia y  raíces, todo eso enmarcado en las bases de diferentes religiones que son elementales para el pueblo hindú. Ese  simbolismo representa  el poder, la riqueza y gran valor espiritual para quienes las llevan consigo, sobre todo para las mujeres.

Por todas estas razones, la India representa un punto de referencia para la joyería moderna, que sin dejar de ser vanguardista encuentra en la joyería tradicional y religiosa, la base para crear  joyas espectaculares que pueden llevar las famosas, reinas, princesas y gente común de todo el mundo, más aún cuando  una de las características que distinguen a la joyería hindú, es que su elaboración es netamente original, debido a que considerar que al confeccionar joyas falsas estarían irrespetando los valores  culturales y religiosos que se han mantenido por miles de años.