Una pulsera es un accesorio de diversos materiales que puede ser utilizado como un elemento decorativo en las muñecas. Estas no son el único tipo de pulseras, existen también unas variaciones que son utilizadas en los tobillos, sin embargo, este modelo suele ser llamado “tobillera”. En general, las pulseras son utilizadas como un complemento, y es más común verlo en mujeres que en hombres.

La pulsera es un detalle muy antiguo, con una historia equiparable a la de los anillos, sino superior, debido a que han sido encontradas pulseras en las momias y los sarcófagos del Antiguo Egipto, e incluso en sepulturas prehistóricas europeas de la Edad de bronce. Además, muy a menudo ha sido representado en los relieves de personajes del antiguo Imperio asirio. Las muestras de mayor antigüedad datan del Neolítico, época en la que fueron usadas en forma de trozos de conchas perforadas.

Las pulseras y los brazaletes más antiguos de los que se tienen reporte son los utilizados en la prehistórica Edad de Bronce, eran de forma espiral o círculos. A partir de ello, las culturas egipcias también conocían del uso de brazaletes, los cuales eran cilíndricos y de dos piezas, los cuales adornaban con los emblemas propios del estilo, así como con hermosas incrustaciones de pedrerías.

A continuación, los fenicios confeccionaron pulseras también, hechas en forma de anillos abiertos y que terminaban en cabezas de animales. En la cultura griega y romana también eran esenciales, y mostraban formas circulares o espirales, que hacían alusión al movimiento de las serpientes, y a menudo eran adornadas con piedras y medallas. Por otro lado, gracias a los mosaicos y miniaturas procedentes del Imperio bizantino, se ha constatado que las clases altas de la sociedad usaban una especie de brazalete, aunque no era tan común, e incluso menos en el Occidente.

Muchas de las civilizaciones antiguas utilizaban pulseras o brazaletes en sus muñecas debido a su creencia de que los metales estaban relacionados con los astros, y además tenían influencia en los ciclos vitales del hombre. Para los hindúes, los accesorios eran esenciales, y los utilizaban en el cabello, cuello y orejas, sin embargo, los que más resaltan son los brazaletes, ya que usaban sus brazos cubiertos totalmente de ellos.

En general, los griegos, gracias a que se dedicaban en mayor medida a las esculturas, por lo cual los ornamentos y decoraciones que llevaban en sus manos, y en su cuerpo en general, solían ser miniaturas esculpidas, las cuales representaban escenas mitológicas o heroicas, así como figuras importantes de su mitología.

En la actualidad, las decoraciones y ornamentos utilizados no son de carácter tan rudimentario y primitivo, sino que ha evolucionado, como todas las culturas, y ya se crean joyas labradas en oro, plata, diamantes, esmeraldas y rubíes, que pueden variar en tamaño, color y forma, aunque siempre manteniendo la esencia, y que pueden ir desde una cruz, hasta caritas felices, zapatos, llaves, corazones y muchísimos objetos cotidianos, coquetos y divertidos, según su estilo.