Utilizar ropa económica y hacerla lucir costosa es algo muy sencillo, solo debe tener algunas piezas claves que le permitan combinarlas de manera adecuada y lucir muy elegante con poco dinero. Recuerde que para tener estilo no requiere gastar fortunas en sus prendas, solo elegir las correctas.

El color de sus prendas es de vital importancia, uno de los tonos que nunca debe faltar en su guardarropa son los colores neutros, como el “camel”. Un jersey de pico beige, unos vaqueros y los accesorios adecuados, le garantizarán lucir a la moda, elegante y sin gastar mucho dinero. Un complemento ideal en tono neutro es un abrigo “camel”, sofisticado y fácil de encontrar.

Otras piezas imprescindibles en su armario son las de color blanco y el negro. Puede utilizarlas de un solo color o combinadas. Son la opción ideal porque suelen ser asequibles y dan una gran apariencia.

En cuanto a los accesorios es mejor la bisutería discreta, que complementen su atuendo sin desviar la atención. Tenga en cuenta que mientras más grande sea la joyería que utilice, correrá más riesgos de que pueda apreciarse que son de bajo costo.

Es recomendable mezclar proporciones, si usa una prenda ancha en la parte superior debe utilizar prendas ceñidas en la parte inferior y viceversa. Una combinación perfecta sería un abrigo maxi con unos pantalones “skinny” o pitillos o pantalones “culotte” con un jersey ceñido en su parte superior.

Algunas prendas no deben faltar en su armario, por ello adquiera como base de su guardarropa una camisa blanca, holgada y remangada, unos vaqueros, un pantalón negro, un “blazer”, un abrigo de corte masculino, un vestido negro, zapatos tipo stilettos y un pequeño bolso. Con estas piezas podrá realizar combinaciones y lucir un atuendo de apariencia costosa y elegante.

Aproveche las ofertas, pruébese la ropa y adquiera la que le quede bien. Algunas piezas de gangas suelen tener pequeños desperfectos como botones mal cosidos o de plástico que solo debe reemplazar por otro tipo de botones, como dorados, plateados o de nácar y obtendrá una pieza con otro valor y apariencia.

Cuidar su ropa es fundamental, no pierda una pieza por dejadez. Lave y planche su ropa atendiendo las recomendaciones del fabricante o llévela a un sitio especializado. Utilice perchas de madera o fieltro para que su ropa se conserve en mejores condiciones por mucho más tiempo.

Lustre sus zapatos y llévelos con un zapatero para que reemplace las tapitas. Conserve adecuadamente sus bolsos, hidrátelos con una crema específica para bolsos de cuero de manera tal que pueda eliminar arañazos y rozaduras que pudiera tener.

Otras formas de hacer lucir tus prendas más costosas es reformarlas de distintas maneras, cambiando las cintas, añadiendo apliques, encajes, pequeñas perlas o lentejuelas. También puede utilizar accesorios como cinturones o piezas que le otorguen estructura a la ropa que ha elegido.

Un último consejo, si requiere ajustar su ropa llévela a un especialista que la adecue a su cuerpo a la perfección, ya que una prenda con costuras mal elaboradas o que le quede grande y desproporcionada será su perdición.