Pocas personas pueden resistirse a la tentación de finalizar una comida con un buen postre. Incluso, hay quienes harían lo que fuera por complacer su paladar con su versión favorita, aunque este cueste mucho más de lo que podemos imaginar, como sucede con los postres más caros del mundo. Estas particulares delicias ofrecen una experiencia única al paladar y al bolsillo, llegando a costar hasta 100 veces más de lo que costaría un postre común. Y sí, hay quienes han pagado hasta 20.000 dólares por probar postres como:

los_postres_mas_caros_del_mundo_joya_life_1

Chocopologie de Knipschildt: se trata de una trufa hecha con chocolate negro  hecho con ganache de 70% cacao Valrhona y aceite de trufa, y rellenas de chocolate negro francés. Esta trufa especial se vende por unidad en una caja especialmente diseñada y tiene un valor de 250 dólares.  Su precio es uno de los baratos en la lista de los postres más caros del mundo, pero tratándose de una sola trufa parece toda una fortuna.

los_postres_mas_caros_del_mundo_joya_life_2

Magdalena Decadencia D’or: es un pastelillo preparado a base de chocolate Palmira, raíces de frijol criollo de la plantación de Valrhona venezolana.

Su nombre hace honor, literalmente a uno de sus ingredientes, ya que está decorado con copos de oro comestibles. Como parte del ritual de degustación de este postre de 750 dólares, se sirve con caviar de vainilla Tahitian y un coñac añejado de un siglo.

La Magdalena Decadencia D’or es una propuesta de la pastelería Sweet Surrender en Las Vegas.

Brownie extraordinario: es un brownie de nada y más y nada menos que 1.000 dólares. Su precio está respaldado por los ingredientes de primera con los que se elabora este peculiar brownie: chocolate negro, nueces italianas, atomizador de vino Quinta do Novel, nacional de Portugal.

Los fanáticos del brownie con un bolsillo holgado pueden encontrar este postre en Brulee, Atlantic City, Nueva Jersey.

Sundae de Oro Opulence: consiste en un helado preparado con algunos de los ingredientes de mejor calidad del mundo, como el chocolate venezolano de Chuao y la vainilla de Madagascar.

El Oro Opulence está compuesto por 5 cucharadas de helado de vainilla de Madagascar, chocolate venezolano, frutas confitadas, mazapán, cerezas parisinas, azúcar israelí, Amedei en copa de cristal y una cuchara de oro de 18 quilates.  Este postre se puede consumir, luego de desembolsar nada más y nada menos que 1.000 dólares.

Macarrones Haute Coture: los macarrones se pueden encontrar en muchas tiendas y supermercados del mundo por menos de 20 dólares, pero los propuestos por Pierre Herme son otro nivel. Este postre tradicional francés reinterpretado por Herme, está elaborado con trufa de nueces, chocolate blanco y crema de almendras.

los_postres_mas_caros_del_mundo_joya_life_3

El valor de una caja con una docena se consigue por 7.000 dólares.

Chocolate Haute Frozen: de los más caros este es uno de los de mayor valor, con un precio de 25.000 dólares. El Haute Frozen se prepara con cacao de 14 países diferentes, 5 gramos de oro, trufas La Madeline, cubierto con crema batida. Este postre se sirve en una copa con diamantes y oro que pertenecen al comensal.

los_postres_mas_caros_del_mundo_joya_life_4

Estas propuestas de postres son definitivamente excéntricas y sin duda, solo pocas personas pueden permitirse este dulce capricho.