Cuando se trata de viajar muchas son las decisiones que debemos tomar y viajar en grupo o en solitario es una de ellas. Pero los viajes en grupo, aunque involucran generalmente a un grupo de extraños son una opción atractiva, incluso para los menos experimentados. Ya que además de reunir a personas con un interés común, ofrecen la posibilidad de conectarse, administrar costos y experimentar todo lo que un destino tiene para ofrecer.

Sin embargo, en el paquete que incluye viajar en grupo también hay contras que debemos conocer. Por lo que, para determinar si es adecuado o no para usted dependerá de lo que desee de sus vacaciones. Así que si está considerándolo para su próximo viaje es posible que quiera conocer la lista detallada de pros y contras cuando se trata de viajar en grupo.

Viajar en grupo
Imagen de meineresterampe en Pixabay

Viajar en grupo: sus pros

Sin planificación, simplemente disfrutando

Al viajar en grupo, puede relajarse y dejarse llevar. Hacer giras con personas de ideas afines es una excelente manera de vivir el momento, ya que no tendrá que preocuparse por los detalles. Habrá más descubrimientos de lo que un país tiene para ofrecer en términos de comida, cultura y experiencias, y nada de averiguar cuánto dar propina y qué áreas son aptas para personas mayores.

Las compañías turísticas de renombre tienen la capacidad de brindar una experiencia memorable para todo tipo de personas, pero buscarán reunir a viajeros con gustos similares.

Experiencias que quizás no pueda tener solo

Viajar en solitario es en muchos aspectos tan terapéutico como se anuncia, pero muchos viajes simplemente no se pueden hacer solo. Algunas cosas simplemente se comparten mucho mejor. Con los viajes en grupo, podrá compartir una comida, pedirle a un compañero de grupo una foto frente a un paisaje pintoresco y más.

Por otro lado, puede recibir acceso a destinos inusuales o superpoblados. Este es un punto especialmente ventajoso para mí personalmente. Las empresas de viajes pueden organizar viajes para ir a cualquier lugar, incluso a lugares a los que la mayoría de las personas no pueden llegar por su cuenta. 

Además, los lugares de interés populares están tan abarrotados que tendría que esperar en fila durante horas solo para verlos, y por eso, muchos visitantes son rechazados. Cuando está con una compañía de viajes, muchos de esos lugares de interés pueden acomodar grupos en horarios predeterminados particulares para evitar estos retrasos.

Lea también Viajes en solitario: conozca sus pros y contras

Seguridad en números

No todas las ciudades son perfectas para las postales. Siempre puede tener problemas, como carteristas, conductores poco disciplinados y similares. Muchos viajeros a veces corren el riesgo de tener un encuentro con elementos desagradables como los enumerados anteriormente, pero ser parte de un grupo más grande puede ayudar a reducir ese riesgo.

Viajar con un grupo significa que tendrá pares de ojos y oídos adicionales cuidando su espalda, lo que le ayudará a protegerse y proteger sus pertenencias. No hace falta decir que eso también es algo que sus compañeros de viaje esperan de usted. Estar en grupos grandes también dificulta que los atacantes acorralen a una presa y la lastimen o asalten.

Personas con las que hablar y tener experiencias

Las compañías de viajes en grupo más exitosas son aquellas que están dirigidas por guías carismáticos y conocedores que pueden reunir a un grupo de extraños y crear una experiencia memorable y agradable para ellos. A menudo, se fomenta un sentido de unión entre los miembros de este tipo de grupos turísticos, y también es una excelente manera de hacer nuevos conocidos e incluso desarrollar amistades.

Vale la pena si su compañía de viajes atiende principalmente a ciertos grupos demográficos, ya que le brindará la mejor oportunidad de agruparse con personas de gustos y características similares.

Confíe en el asesoramiento de expertos

Empresas de viajes grupales de renombre están comprometidas con su experiencia en general.  Por lo que el consejo de un experto da sus frutos cuando más importa. Desde mantener las costumbres locales hasta encontrar gemas menos conocidas fuera de los caminos trillados, experimentados guías de viajes y desarrolladores turísticos se asegurarán de que su viaje sea agradable, seguro y único.

Viajar en grupo: sus contras

Menos flexibilidad con los horarios

Los recorridos suelen estar predefinidos mucho antes del viaje real, por lo que no espere mucho margen en términos de horarios de salida, destinos y similares. Las compañías de viajes a menudo se reservan el derecho de hacer cambios a mitad de camino, particularmente por razones de seguridad, pero los turistas mismos rara vez pueden decidir sobre esos cambios. Así es como los precios de los viajes se mantienen competitivos.

Muchos recorridos regulares no permiten tiempo libre

Como era de esperar, muchos recorridos en grupo dependen en gran medida de las trampas para turistas para su programación de actividades. Muchas compañías de viajes intentan incluir la mayor cantidad posible de estos destinos en un itinerario para que sus clientes puedan experimentar todo lo que un país tiene para ofrecer. El problema con esto es que, entre la distancia, el tráfico y muchas otras variables intermedias, rara vez queda tiempo libre para que los turistas lo tengan para sí mismos.

Su itinerario está planificado de antemano.

Algunos viajeros prefieren ver las cosas a su propio ritmo y les gusta la flexibilidad que ofrecen los viajes independientes. Las visitas turísticas espontáneas no suelen formar parte de la experiencia de viaje en grupo. Si tiene planes de quedarse en un museo o playa en particular todo el día, entonces es posible que desee omitir el viaje en grupo y explorar por su cuenta.

Falta tiempo libre. 

Muchos itinerarios turísticos en los que he estado incluyen algo de tiempo libre durante el viaje, pero a menudo es muy limitado. Hay pocas oportunidades de saborear las vistas (y la comida, por supuesto) si estás con un grupo de viaje. Si tiene que tener flexibilidad, es posible que los viajes en grupo no sean para usted.

No podrá elegir su alojamiento y (algunas) opciones gastronómicas.

No puedes controlar tu hotel y (algunas) opciones gastronómicas. Aunque sus guías turísticos hacen todo lo posible para encontrar alojamiento de calidad y adaptarse a las preferencias dietéticas, no podrá cambiar lo que ya se ha configurado si esas cosas no están a la altura de sus expectativas.

Indudablemente habrá conflictos de personalidad.

Siempre está esa persona en el autobús, la que nunca llega a tiempo o la que se queja de todos los destinos. Si la diplomacia no es su fuerte, un grupo de viaje puede no ser su mejor opción.