La boda perfecta con la que sueña toda mujer está compuesta de muchos detalles, y uno de los más importantes es la elección de la madrina o dama de honor, que contrario a lo que puede pensar no son sinónimos.

madrina_o_dama_de_honor_joya_life_1

En el mundo de las bodas existe una denominación para cada participante de la ceremonia, según sus funciones, y así sucede con la madrina o dama de honor, cuyas responsabilidades son parecidas, pero no iguales.

En una boda puede haber madrina y dama de honor al mismo tiempo, precisamente porque amabas figuras se encargan de detalles diferentes. Aunque no hay una limitación numérica, lo normal es que madrina sea una sola persona cercana a la novia, quien por lo general es su mejor amiga, hermana o prima para hacerse cargo de este papel. Específicamente la madrina se encarga de colaborar con un objeto físico, como el ramo, el pastel o los recuerdos de la boda.

madrina_o_dama_de_honor_joya_life_2

Además de colaborar con algún detalle tangible de la ceremonia, la madrina suele ser una persona casada o en una relación estable quien, puede inspirar o aconsejar a los novios en la nueva etapa como esposos.

Por su parte, la dama de honor o las damas de honor— puede ser más de una—no tiene la misión de colaborar con un aporte físico para la boda, pero si forman parte de la logística de la preparación de la ceremonia. La novia, generalmente escoge como madrina a sus amigas más cercanas y estas la acompañan en la elección del vestido, en la preparación de la despedida de soltera, dando buenos consejos y en todos los detalles que se deben tener en reserva para sorprender a los invitados y al mismo novio en el gran día. En la elección de las damas de honor tampoco hay una limitación en cuanto al número.

Otros aspectos que diferencian a la madrina de la dama de honor es el arreglo para el día de la boda. Si bien la madrina puede vestir elegante de acuerdo a la ocasión, puede escoger su propio vestido, mientras que las damas de honor deben seguir un código de vestimenta que implica llevar el mismo color de vestido y en algunos casos el mismo modelo, que lo decide la novia.

madrina_o_dama_de_honor_joya_life_3

Ya una vez llegado el día de la ceremonia, es normal que tanto la madrina como las damas de honor compartan con la novia las últimas horas de soltería. Así, el grupo de chicas se suelen arreglar en la misma habitación, mientras comparten bromas y ocurrencias sobre la nueva vida de casada que espera a la futura esposa.

La experiencia de organizar una boda es única, pero sin duda conlleva mucho esfuerzo. De ahí la importancia de estas figuras de madrina y dama de honor que la novia tiene a su alcance para apoyarse en todo el proceso que implica el camino al altar.