Uno de los lugares a los que el universo ha dado hermosas maravillas se encuentra en México y es la gran Península de Yucatán, con sus grandiosos cenotes o pozos naturales que embelesan las miradas de aquellas personas que han tenido la majestuosa oportunidad de visitarlos.

Peninsula_de_Yucatan_joya_life_1

Toda esta península ha sido formada por la naturaleza a base de piedras calificadas porosas, las cuales fueron perforadas a lo largo de los siglos del planeta por el agua de lluvia que se va filtrando hacia el subsuelo del mismo; de esta forma, han surgido unas especies de bóvedas que se han derrumbado, dando el principio de estos hondos agujeros que se han convertido en bellezas naturales de alta envergadura, ya que esa agua localizada en las profundidades de cada uno de los cenotes ha adquirido un color azul verdoso.

Peninsula_de_Yucatan_joya_life_2

Todas las sociedades mayas, con sus centros ceremonias, expandieron en los alrededores de los pozos fuentes importantísimas de agua potable; también consideraban que los cenotes eran el hogar de la deidad de la lluvia llamada “Chac”. Hay muchos cenotes en las adyacencias de las afamadas ruinas de “Chichén Itza”, entre ellos uno muy especial, el cual se ha dado a conocer como el “Cenote Sagrado”, ya que, según las investigaciones arqueológicas, se hacían sacrificios humanos hace muchos siglos atrás; se cree esto por la desmesurada cantidad de esqueletos encontrados y extraídos de sus profundidades.

Uno de los cenotes más visitados por los turistas ha sido el “Cenote Calavera”, el cual está ubicado en el estado de Quintana Roo; su extraño nombre se debe a que, en el fondo de este gran pozo, se puede apreciar un cráneo humano. Cuando se llega a la boca del cenote, se debe acceder a su entrada saltando; también, bajar por unas escaleras verticales es una de las opciones que se presta; y, mientras se disfruta nadando, se podrá apreciar como pasa la luz del sol por unos orificios que tiene, haciendo un espectacular efecto.

Peninsula_de_Yucatan_joya_life_3

Otro de esos pozos famosos en el mundo de la península de Yucatán  es “Kankirixché”, se encuentra a unos 49 kilómetros al sur de la hermosa ciudad de Mérida; es una amplia caverna que se ha abierto en el suelo, cuyo único acceso son unas escaleras metálicas fabricadas por el hombre; sin duda, este cenote es uno de los más grandes que existen, tiene una profundidad comprendida desde los cinco hasta los cincuenta metros; cabe destacar que tiene una bella forma circular, con un diámetro de 90 metros.

Peninsula_de_Yucatan_joya_life_4

Definitivamente, las maravillas naturales predominantes en Yucatán son los cenotes y estos brindan las experiencias más emocionantes y gratificantes para muchos, ya que se tiene la oportunidad de explorar y bucear en el fondo de sus aguas misteriosas. Otros cenotes reconocidos mundialmente de la península han sido “Chukumaltic”, el cual es perfecto para el buceo; el cenote “Angelita” con su forma de túnel vertical y el cenote “Ik Kil”.