Las mascarillas faciales según el tipo de piel, son sumamente útiles para cuidar y embellecer su rostro, mantenerlo terso y fresco, radiante para lucir bien en cualquier ocasión. Son diversos los ingredientes naturales que se pueden utilizar para humectar, nutrir, iluminar y refrescar la piel; por lo que a continuación les presentamos algunas mascarillas faciales para lograr tales objetivos:

Mascarillas para piel normal: si su piel es normal, tendrá muchas opciones para elegir, pero le recomendamos mascarillas que contengan más grasa que gel, es decir, con ingredientes activos como el colágeno, aloe vera, ácido hialurónico y glicerol; los cuales ayudan a hidratar y nutrir la piel con vitamina C; y le dará ese brillo natural tan importante. A continuación, le recomendamos dos mascarillas maravillosas y sencillas:

Mascarilla 1: Ingredientes: tenga a su disposición una clara de huevo, una cucharada de miel, media cucharada de zumo de limón y una cucharada de yogurt o de crema.

Preparación: debe batir bien la clara de huevo, para luego agregarle la miel y el zumo de limón, una vez que estén homogéneos estos ingredientes, debe añadir poco a poco el yogurt. Deje reposar la mezcla 5 minutos: Aplicación: aplique la mezcla sobre el rostro y el cuello por unos 15 minutos.

Mascarilla 2: Ingredientes: medio pepino y un yogurt. Preparación: debe pelar el pepino, cortarlo en rodajas y triturarlo muy bien, hasta lograr una pasta lo más homogénea posible; y finalmente incorporar el yogurt. Aplicación: aplique la mezcla sobre el rostro dando un suave masaje y espere unos 15 minutos.

Mascarillas para piel mixta y grasa: Este tipo de pieles pueden llegar a generar una textura irregular de la piel con zonas brillosas y poros abiertos; por lo que les recomendamos mascarillas limpiadoras y purificantes, que absorban y eliminen las impurezas. Por tal motivo, las mascarillas con ingredientes activos como arcillas, ortiga blanca, comino negro, minerales y aceites vegetales logran esa acción purificante que ayuda a combatir el exceso de grasa de la piel.

Mascarilla de fresas: esta mascarilla es eficaz contra el acné, los puntos negros y los poros abiertos, debido a su excelente efecto natural exfoliante.
Ingredientes y Preparación: Se Tritura un cuarto de taza de fresas hasta lograr una mezcla homogénea y luego se le agrega un cuarto de yogurt. Aplicación: se aplica suavemente sobre el rostro y se deja actuar de 10 a 15 minutos.

Mascarilla de Avena, Yogurt y Limón: Ingredientes y Preparación: se mezclan dos (02) cucharadas de copos de avena con dos (02) cucharadas de yogurt, se bate y luego se añaden dos (02) cucharaditas de zumo de limón y se vuelve a batir. Aplicación: se aplica la mezcla dando un suave masaje sobre el rostro y se espera unos 15 minutos.

Es importante destacar que la avena y el yogurt hidratan y nutren la piel, mientras que el limón cumple con sus funciones exfoliantes, antibacterial y antioxidante; eliminando puntos negros y aclarando la zona afectada.

Mascarillas para piel seca o sensible: Este tipo de piel requiere de mascarillas hidratantes y nutritivas para revitalizarla y protegerla, por lo que le recomendamos ingredientes activos como: aloe vera, aceites vegetales como jojoba, calabaza, aguacate, entre otros. Le recomendamos mascarillas de avena, yogurt y miel, porque estos productos son hidratantes, exfoliantes y regeneradores; así como mascarillas de calabaza, porque nutre la piel seca, previene el acné y combate el envejecimiento.

Finalmente le recomendamos una mascarilla de aguacate y plátano, ya que el aguacate posee proteínas y a las vitaminas A, B y E que le da propiedades hidratantes, protegiendo la piel de las agresiones externas; mientras el plátano, nutre la piel, la suaviza y la regenera.

Mascarilla de avena, yogurt y Miel: Ingredientes y Preparación: Se mezcla una (01) cucharada de harina de avena con una (01) cucharada de yogurt orgánico. Se calienta la miel para que se diluya con el calor y poder añadirla a la mezcla y remover suavemente. Se deja reposar por 10 minutos. Aplicación: Se aplica la mezcla sobre el rostro durante 10 minutos, finalmente se elimina con una toalla humedecida con agua caliente.

Mascarilla de calabaza: Ingredientes y Preparación: Se prepara media taza de puré de calabaza, y se añaden dos (02) huevos y dos (02) cucharaditas de leche de almendras; se bate y se deja reposar unos 5 minutos. Aplicación: Se aplica sobre el rostro la mezcla y se deja entre 15 a 30 minutos; para luego retirarla con suficiente agua fría.

Mascarilla de aguacate y plátano: Ingredientes Y Preparación: Se tritura y se mezcla homogéneamente medio aguacate maduro con un plátano, para luego añadir una cucharada de miel. Aplicación: Se aplica sobre el rostro durante 10 minutos.

Mascarillas de piel madura: Este tipo de piel se caracteriza por su sensibilidad, falta de elasticidad y flexibilidad; por lo que le recomendamos ingredientes como té verde, aceites vegetales y jalea real y vitamina E; que reafirman, estimulan y fortalecen y suavizan la piel.

Mascarilla antiarrugas de huevo: Ingredientes: Zumo de 1/2 limón, 1 clara de huevo, 2 cucharaditas de aceite de argán o de oliva. Preparación: Se bate la clara de huevo a punto de suspiro, se añade el aceite y el limón y se mezcla bien. Aplicación: Aplique una fina capa sobre el rostro, cuello, manos y codos y déjela actuar durante entre 20 y 30 minutos.

Es conveniente que sepa que la clara de huevo es un alimento rico en proteínas que actúa como tensor natural, ayudando a disminuir el tamaño de los poros y actuando como antiarrugas. Ahora ya no hay excusa para elegir una mascarilla que se adapte a su tipo de piel, y recuerde una mascarilla nunca está de más, tome su tiempo y disfrute de su aplicación.