Saber que comer antes de entrenar puede ayudarnos a obtener la energía y fuerza necesarias para la actividad física que realizaremos. Algo que sin duda, puede hacer que nuestro cuerpo funcione mejor, que se recupere más rápido después del entrenamiento y por supuesto, que maximice los beneficios del arduo trabajo en el gimnasio.

Sin embargo, para muchas personas está bien hacer ejercicio con el estómago vacío. Pero no se dan cuenta que el hecho de no comer antes de un entrenamiento puede tener varios efectos negativos. Efectos que van desde mareos, aturdimiento, náuseas o letargo e incluso puede hacerlos propensos a sufrir lesiones.

Por ello, todo lo que elija comer antes de entrenar es importante y usted lo disfrutará aún más, sabiendo que le ayudará a alcanzar sus metas de acondicionamiento físico. Solo debe tener en cuenta que lo ideal es consumir una comida previa al entrenamiento por lo menos dos horas antes. Lo que le dará a su cuerpo el tiempo suficiente para digerir los alimentos.

Si hacer ejercicio es parte de su régimen diario normal, entonces estos son los mejores alimentos que debe comer antes de entrenar.

Mejores alimentos para comer antes de entrenar
Imagen de zuzyusa en Pixabay 

1. Plátanos

Conocidos como la barra de energía de la naturaleza, los plátanos son sin duda uno de los principales alimentos que debe comer antes de entrenar. Ya que están llenos de carbohidratos y potasio, que apoyan la función nerviosa y muscular.

Los carbohidratos son un combustible para nuestro cuerpo y cerebro, y representan el 90% de las calorías del plátano. Mientras que el potasio también ayuda a prevenir los calambres musculares. Puede disfrutar de un plátano con su comida o guardarlo para un refrigerio más cerca de su entrenamiento.

2. Avena

Debido a que están llenas de fibra, la avena libera carbohidratos gradualmente. Debido a esta liberación lenta, los niveles de energía se mantienen constantes a lo largo de su entrenamiento, lo que significa que puede entrenar más duro durante más tiempo. También contienen vitamina B, que ayuda a convertir los carbohidratos en energía.

3. Pollo a la parrilla, arroz y verduras al vapor

Si está trabajando para desarrollar masa muscular o planeas hacer un entrenamiento de circuito duro, entonces este combo es algo que debe comer antes de entrenar. Aunque es más una comida que un refrigerio, hay una razón por la que los atletas profesionales comen esto con regularidad. Pues este clásico, combina proteínas y carbohidratos complejos. Además, la fibra de las verduras ayuda a la digestión.

Elegir muslos de pollo en lugar de pechugas es una preferencia personal, pero la carne oscura tiene más grasa buena que necesita para evitar tener hambre durante su entrenamiento.  

4. Frutos secos

Para una comida rápida, fácil y buena antes del entrenamiento, sírvase algunas bayas secas, albaricoques, higos y piña. Las frutas secas son una buena fuente de carbohidratos simples que son fácilmente digeribles, así que tome un puñado.

5. Pan integral

Una rebanada de pan integral es una excelente fuente de carbohidratos. Agregue algunos huevos duros para un refrigerio lleno de proteínas o un poco de pavo bajo en grasa.

6. Fruta y yogur griego

Este es un combo poderoso y el bocadillo perfecto si necesita comer una hora antes de su entrenamiento. La fruta está llena de carbohidratos, mientras que el yogur griego contiene un punch de proteínas. En comparación con el yogur normal, el yogur griego tiene casi el doble de proteínas, menos carbohidratos y la mitad de sodio.

¿Por qué van juntos? Los carbohidratos de la fruta se descomponen rápidamente y se usan como combustible durante el entrenamiento, mientras que la proteína se almacena un poco más y se usa para prevenir el daño muscular, por lo que realmente es una combinación perfecta.

7. Mezcla de frutos secos

Los frutos secos tienen un alto contenido de grasa, pero proporcionan las proteínas y las calorías necesarias si estás intentando ganar masa muscular. Para aquellos cuyo objetivo es la pérdida de peso, manténgase alejado. Si desea comprar una mezcla de frutos secos preparada previamente en los supermercados, omita los que contienen nueces recubiertas de chocolate o yogur.

8. Huevos revueltos, verduras y aguacate 

No tenga miedo en usar el huevo entero. Se trata de un alimento lleno de proteínas de alta calidad y, si incluye la yema, obtendrá los ocho aminoácidos esenciales. Estos estimulan la recuperación y el desarrollo muscular. El aguacate le brinda esa solución de grasas saludables, y las verduras son potencias ricas en nutrientes, sin importar cuál elija.

9. Beber mucha agua

Se sabes que beber agua es esencial para la salud en general, pero también juega un papel especialmente importante en nuestra rutina de ejercicio. Ya que, al estar sudando, debemos asegurarnos de que nuestro cuerpo esté adecuadamente hidratado ya que estamos perdiendo agua. Pero, además, estar bien hidratado asegurará que tenga óptimos niveles de energía.

Una forma de determinar su estado general de hidratación es comprobar el color de su orina a primera hora de la mañana. Si nota que su orina es de color limonada este es un signo de hidratación adecuada. Pero, si por el contrario ve que su orina es de color oscuro significa que no está lo suficientemente hidratado.

10. Batata

La batata es perfecta cuando necesitas un toque de sabor para tus comidas más abundantes. Esta es otra fuente de carbohidratos que puede comer antes de entrenar. Es un almidón, pero funciona como los demás porque le da a tu cuerpo el combustible que necesita para energizar sus entrenamientos.

Sin duda, sabemos que todos tenemos diferentes requisitos nutricionales y preferencias específicas. Pero para quienes están buscando un plus a la hora de entrenar estos alimentos no los defraudaran. Pues pueden alimentar su cuerpo, evitar el hambre, combatir la fatiga e incluso le ayudaran recuperarse más rápido. Aunque, además de consumir estos alimentos antes de entrenar, tenga en cuenta que tomar sus vitaminas y procurar un sueño de calidad también sin importantes si desea impulsar sus esfuerzos y maximizar los resultados.