Aruba es una isla autónoma de 180 kilómetros cuadrados, ubicada en el Mar Caribe y perteneciente al Reino de los Países Bajos, el cual se ha convertido en un destino turístico por excelencia en todo el mundo debido a sus paradisiacas playas que combinan la arena blanca y el mar turquesa, su importante vida nocturna y gran movida gastronómica. Sin contar que brinda una gran hospitalidad a sus visitantes, resguardando su seguridad física. Por estas razones, decidimos traer una lista de los mejores planes que se puedan realizar en la Isla y así garantizar que toda la visita a la “Isla feliz” esté llena de aventura, diversión y buen gusto.

Visitar una de las mejores playas del mundo: Según el ranking anual elaborado por Trip Advisor, la playa Eagle Beach de Aruba es considerada como la tercera mejor playa del mundo, siendo superada únicamente por Baia Do Sancho en Brasil y Grace Bay en las Islas Turcas y Caicos. Adicional a esta playa, Aruba cuenta con 20 playas distintas que permite a los que deseen disfrutarlas realizar actividades acuáticas como surf, windsurf, buceo, atracciones infantiles entre muchas otras opciones. Si lo que se busca es relajarse con el sonido de las olas y del viento moviendo las palmeras, las playas de Aruba pueden ser también un destino por excelencia.

Visitar y probar la movida gastronómica de la ciudad: Aruba cuenta con cientos de restaurantes los cuales se adaptan a todos los bolsillos y preferencias, adaptándose además al estilo de comida que se desee probar, bien sea nacional o internacional. Si al momento de viajar tenemos la filosofía de que vale la pena romper la dieta porque estamos de vacaciones, Aruba será una de las mejores opciones, sin embargo, también existen opciones saludables para aquellos que desean mantener la figura y no romper la dieta diaria durante su descanso.

Aprender de historia: Cerca de la costa arubeña se encuentra un barco alemán hundido durante la Segunda Guerra Mundial, el cual se puede ver o explorar en snorkel o buceando. Por tanto, es un plan excelente para salir de la rutina, divertirse, observar la vida marina y adicionalmente aprender de historia.

Asistir a algún festival o desfile: A parte del popular carnaval, en Aruba todos los meses se realizan desfiles, torneos o eventos propios de la cultura arubeña, lo que representa un plan imperdible para quienes visitan la isla, ya que combinan cultura, tradición y mucha de la alegría propia del Caribe.

Disfrutar de la movida nocturna: Aruba posee gran cantidad de casinos, discotecas y shows para alegrar nuestras noches. No importa la edad en que estemos, los planes nocturnos de la “Isla feliz” se adaptan a todos los gustos y bolsillos, por tanto amanecer festejando y rodeado de los amigos no será un problema.

No importa cuál sea el propósito del viaje a Aruba, esta Isla nos sorprenderá con su versatilidad adaptándose a los requerimientos de quien la visite, garantizándonos la seguridad en cualquiera que sea nuestro plan. Por esa razón, sugerimos a Aruba como un destino vacacional casi obligatorio, donde el menor de los problemas será pensar en cómo disfrutar y desearemos que nuestros días tengan más horas para poder realizar todos los planes que nos provoquen.