La melena ‘contouring’ es una de las últimas tendencias que ha causado furor en 2017. Luego de ser conocido en el mundo del maquillaje, el ‘contouring’ se ha trasladado para deslumbrar el rostro de las chicas en todo el mundo, haciendo gracia de los mejores efectos de luz.

melena_contouring_joya_life_1

Pero, ¿qué es el ‘contouring’?. Impuesto por celebridades como Kim Kardashian y Beyoncé, el ‘contouring’ consiste en iluminar aquellas zonas del rostro, o en este caso, del cabello, para destacar las más favorables por encima de las zonas que se desean oscurecer por no agradar tanto.

Uno de los principales objetivos por lo que el ‘contouring’ destacó entre las más famosas fue el lograr definir sus facciones. Tanto en el maquillaje como en el cabello, el ‘contouring’ ha ganado protagonismo como ninguna otra técnica actual. La socialité, Kim Kardashian, le ha calificado como parte de su marca personal como imagen célebre.

melena_contouring_joya_life_2

‘Contouring’ versus californianas. Pudiese notarse cierta similitud entre la técnica del ‘contouring’ con aquella empleada para realizar las ya reconocidas mechas californianas, pero, muy a lo que se piensa, ambas son métodos diferentes de estilismo. En el caso de las últimas, la coloración del cabello es bastante remarcada, mientras que en el ‘contouring’ el efecto ideal es hacer un degradé lo más sutil posible.

Un cambio de color, para un rostro diferente. El estilista, Nick Penna, asegura que el efecto ‘contouring’ ha ido más allá de agregar luz a la melena femenina. Esto se debe a que Penna afirma que el ‘contouring’, además de definir, logra dar una forma diferente al rostro, y todo por obra y gracia de la luz. “El ‘contouring’ de pelo usa colores para resaltar formas del rostro. Al iluminar y oscurecer ciertas partes se crea la ilusión de una forma de rostro diferente, dependiendo de lo que quieras acentuar”.

melena_contouring_joya_life_3

Es así como cada tipo de rostro base debe llevar una coloración específica para poder recoger los grandiosos beneficios del ‘contouring’. En el caso del rostro redondo, el ‘contouring’ debe realzar la luz en la zona alrededor de la línea del nacimiento del cabello, y ser oscurecido en la zona de las orejas y en las puntas.

En el caso de los rostros ovalados, es el que, además de adaptarse a cualquier tipo de prendas y de accesorios, logra adaptarse de manera ideal al ‘contouring’. Al momento de aplicar la coloración, el profesional a cargo le será sumamente fácil acentuar la natural forma del rostro.

En el caso de los rostros alargados, los tonos oscuros deberán ir en la parte de la raíz y algunos mechones sueltos deberán iluminarlos en la parte inferior. Para los rostros cuadrados, el secreto del ‘contouring’ será el suavizar con líneas duras de color, dejando la zona a la altura de la mandíbula con tonos más oscuros. Y para los rostros de corazón, su objetivo será balancear las facciones aplicando luz alrededor de la mandíbula y oscureciendo a la altura de la raíz.