Considerada por los mayas como una piedra sagrada, la obsidiana llegó a ocupar un lugar especial en el origen del mundo maya, pues según ellos había sido creada por el hermoso dios Xibalbay; razón por la cual, etnias mayas como los cakchiqueles de Guatemala, solían usar esta piedra para representarlo y venerarlo.

Obsidiana_y_las_joyas_mayas_joya_life_1Pero su admiración por ella y la influencia que tuvo en la cultura maya no terminaban allí, pues esta piedra surgida del interior de la madre tierra; fue después del jade, uno de las más determinantes en la construcción de su legado. Si bien llegaron a trabajar metales como el oro y el cobre, e incluso hacían aleaciones; según el arqueólogo Fernando Bustamante, la obsidiana, nombrada por los españoles como el metal de los mayas, constituyo uno de los materiales más importantes y usados por ellos.

Obsidiana_y_las_joyas_mayas_joya_life_2

Su importancia radica, en la destreza que fueron adquiriendo para trabajarla y la versatilidad de usos que llegaron a darle, incluyendo entre ellos la elaboración de armas, objetos de guerra o herramientas de corte, cultivo y caza; con los cuales fueron capaces de trabajar la madera, huesos o carne; siendo con ello, capaces de transformar todo a su alrededor.

Obsidiana_y_las_joyas_mayas_joya_life_3

Además de estos usos, era común ver la obsidiana en instrumentos medicinales, cerámicas, vasos, vasijas, platos y objetos para rituales. Pero dada la importancia que tenía para los mayas la estética personal, también la usaban en adornos como: orejeras, collares, pendientes y máscaras que acompañaban con lujosos y complicados trajes.

No obstante, más allá del uso práctico que tenía la obsidiana, los mayas también le atribuyeron poderes mágicos. Según creían ellos, podía curar afecciones en los riñones y les otorgaba protección contra fuerzas malignas actuando como espejo que devolvía estas influencias a su origen.

Obsidiana_joya_life_1

Otro factor que le dio gran relevancia a la obsidiana, fue la abundancia de reservas que poseían, por lo que también formaba parte de sus riquezas y sustento, convirtiéndose en uno de los productos que más comercializaban, con los pueblos de la costa del pacifico. Teniendo en las ciudades de Tehotihuacan y Tenochtitlan en México; San Martin Jilotepeque, el Chayal e Ixtepeque en Guatemala las fuentes más importante de ella.

A pesar de que han transcurrido muchos años, como parte del legado maya, aun en la actualidad continúa la explotación y la elaboración de diversos objetos de obsidiana, en zonas cercanas a los yacimientos que aún existen. Siendo Tehotihuacan, una ciudad con protagonismo y tradición en la confección de figuras con este vidrio volcánico, teniendo incluso su propia feria internacional que se celebra anualmente desde hace más de 40 años.

Obsidiana_y_las_joyas_mayas_joya_life_4

Definitivamente, sobran razones para comprender porque esta piedra sagrada tuvo tanta importancia e influencia en la cultura maya; de igual manera muchas las personas en todo el mundo comparten su fascinación y encanto por la obsidiana, algo que se multiplica con la diversidad de colores que podemos encontrar de ella. ¿Usted es capaz de resistirse a su belleza?Obsidiana_y_las_joyas_mayas_joya_life_5

Este artículo también está disponible en: Portugués, Brasil