Las personas nacidas bajo el signo Sagitario se caracterizan por ser  efervescentes, proactivas, brillantes, con necesidad de alcanzar el éxito inherente a su esfuerzo, pues así lo determina su personalidad, tienden a ser de buen carácter pero firmes, cuando algo no cumple sus expectativas simplemente hacen un cambio radical, pueden llegar al punto del sarcasmo al sentirse fuera de lugar, establecen un norte y no descansan hasta alcanzarlo, muchos pueden considerarlos incansables; sin embargo, para ellos no existen límites mientras hagan lo que les resulte cómodo según su ritmo de vida.

Los sagitarios sin importar el sexo buscan la tan perseguida realización personal y profesional por ello se mantienen en constante movimiento y formación, evitan todo tipo de rutinas, considerando estás una forma de estancamiento.

En su lugar de trabajo suelen ser los empleados que siempre dan un poco más de lo establecido, por lo que sobresalen del resto y esto sin ningún tipo de esfuerzo, tal y como eran grandes estudiantes, ahora son profesionales modelos, les gusta aprender algo cada día y les resulta sencillo lograrlo, disfrutan los trabajos que sean sinónimos de retos, asimismo logran ser grandes compañeros, motivan, apoyan e impulsan a sus pares laborales, no tienen problemas con las horas extras de trabajo mientras encuentren una futura recompensa en ello.

Asimismo, si sienten que se acerca la monotonía se retiran, son fieles a sus ideales y los colocan por encima de cualquier situación que consideren inferior a su valor ético y moral, son exigentes en su entorno en especial con el desempeño propio pues siempre apunta a la excelencia, un trabajo a medias o mal realizado es inaceptable por lo que en cargos de negocios o leyes siempre destacan, el dinamismo es parte esencial en la vida de sagitario.

Son brutalmente honestos y es que la honestidad tiene gran valor para ellos, por lo que no aprueban los malos entendidos, la recompensa ante su gran esfuerzo profesional es bien disfrutada puesto que son de gustos exquisitos, se sienten cómodos invirtiendo en ellos y complaciendo sus caprichos, para sagitario cada segundo es una oportunidad para obtener un nuevo logro sin importar el contexto del mismo, no existen los logros pequeños mientras el esfuerzo se vea recompensado con inmediatez.

Encasillarlos en una profesión o un cargo donde no se le presente la posibilidad de crecimiento o evolución es algo casi imposible, cada día asumen una posición de enseñanza y aprendizaje con la que pueden llevar a cabo estrategias que lo acerquen con prontitud a sus renovadas metas, que se concretan a medida que transcurre el tiempo según su muy específica y controlada manera de calcularlo, mientras no se intenten frenar son los mejores amigos, puesto que sus aspiraciones forman parte vital de su vida.

Llevan un equilibrio perfecto entre su vida personal y la profesional, esto gracias a su organización y disciplina que fungen como motor para alcanzar el engranaje ideal de cada faceta de su estructurada existencia, nunca es suficiente si se puede obtener mucho más, siempre mostrando su mejor versión y siendo tan positivos como el entorno se los permita, sin dudas el ejemplo perfecto en cualquier profesión en la que se desempeñen.