El particular síndrome cuello de texto es ocasionado por el mal uso del teléfono celular, y se ha popularizado desde hace aproximadamente quince años debido a la manera de utilizar los dispositivos móviles, equipo de los cuales cada vez somos más dependientes. El utilizar estos aparatos todo el tiempo, la mayoría de las veces de forma incorrecta, afecta la salud pudiendo producir lesiones en el cuerpo.

De acuerdo a publicación de la revista DMedicina, este no es un problema aislado y las cifras de padecer este síndrome aumentan cada día. De acuerdo a expertos, el origen del síndrome del cuello de texto es la adopción de posturas inadecuadas que causan dolor en el 50% de las personas que dedican más de dos horas al día a comunicarse a través de un dispositivo móvil.

Aclaran los especialistas que el síndrome de texto no solo se produce por hablar por teléfono, ya que también enviar mensajes de textos a través de servicios de mensajería o simplemente navegar en la web desde el dispositivo móvil o la pc puede ocasionar un aumento en los dolores de espalda y cuello.

Por otra parte el peso de la cabeza cambia considerablemente en función de la posición en que se encuentre. Debe considerar que si mantiene una postura erguida, la cabeza pesa entre 4,5 y 5,5 Kg, sin embargo una inclinación de 15 grado aumenta su peso hasta 12,5 kg y una inclinación de 60 grados, le otorga una resistencia de 37,2 kg, de acuerdo a estudio publicado por el cirujano Kenneth Hasnraj.

Es por ello que una postura inadecuada al usar el teléfono o cualquier otro dispositivo pueden alterar la curvatura original de la columna vertebral del cuerpo, pudiendo llegar a imposibilitar la corrección de la misma.

Entre las repercusiones del uso inadecuado de dispositivos móviles o computadoras están los fuertes dolores causados por la tensión muscular prolongada y la aparición de hernias discales o la compresión de los nervios de la columna.

Asimismo puede causar disfunción respiratoria ocasionada por el dolor crónico que los pacientes experimentan en la zona del cuello o pérdida de la capacidad vital de los pulmones hasta en un 30%, repercutiendo en la respiración, con posibilidades de ocasionar enfermedades cardíacas o arteriales.

Por otra parte, la postura de la cabeza inclinada hacia adelante afecta la línea natural de la columna causando desalineación de la misma y la deformación de la curva natural de cuello, pudiendo llegar a producir artritis prematura.

Sin embargo es posible evitar este tipo de lesiones al usar equipos móviles o computadoras. En principio trate de mirar sus dispositivos con la cabeza erguida y evitar inclinar la cabeza por largo rato. Recuerde que la prevención es la clave para evitar este tipo de síndromes.

Por ello es recomendable, mantener los dispositivos a nivel de los ojos, utilizar el reconocimiento de voz y prefiera realizar una llamada antes de leer y escribir mensajes interminables. Asimismo es recomendable que tome descansos regulares, alterne la posición al escribir sus mensajes y mantenga su columna en una posición neutral.