El tesoro del Priamo es un conjunto de joyas de oro y otros objetos, descubierto por Heinrich Schliemann, un arqueólogo alemán en 1874, en la antigua Troya, Turquía. Supuestamente, las piezas encontradas pertenecieron al rey Priamo de Troya, algo que difiere enormemente de los argumentos presentados por el arqueólogo “Carl William”, los cuales se basan en los análisis de la descripción y correlación en los estudios del terreno; según estos, el tesoro fue hallado en Troya II, mientras que el rey Priamo fue habitante de esas regiones cientos de años después del descubrimiento.

tesoro_de_Priamo_joya_life_1

Schliemann estaba convencido de las narraciones de Homero, Virgilio y demás autores clásicos cuando describían la guerra de Troya, lo que le permitió localizar la ciudad. Después de obtener el fabuloso “tesoro del Priamo”, Schliemann lo traslada hasta Grecia, sin participarles nada a las autoridades. Sin embargo, cuando llega a Atenas, es solicitado por el gobierno de Turquía; entonces el caso es llevado a los tribunales, allí deciden entregarle el tesoro, pero, debía cancelar la suma total de cincuenta mil francos de oro al “Museo de Constantinopla”.

tesoro_de_Priamo_joya_life_2

La majestuosidad del tesoro constaba de un escudo de bronce, una jarra enorme de plata, una botella con copas de oro finamente labradas, seis hojas de cuchillo de plata, varios vasos con copas de ese mismo mineral, entre muchos otros objetos de incalculable valor. No obstante, la belleza del “tesoro del Priamo” se centraba en las inigualables joyas con casi nueve mil anillos, pendientes, collares, dos diademas y seis brazaletes de oro.

tesoro_de_Priamo_joya_life_3

Al conservar el preciado tesoro, trató de venderlo a diferentes museos, entre ellos el Museo Británico y el Louvre, para finalmente, en 1881, donarlo a Alemania como propiedad eterna y de manera indivisible, con la condición de ser nombrado miembro honorario de la Sociedad de Antropología de Alemania. El tesoro permaneció en exposiciones en la ciudad de Berlín por más de sesenta años; inicialmente en el Museo de Artes y Oficios, para posteriormente estar en el Museo de Etnología, finalizando su estadía en ese lugar, al término de la Segunda Guerra Mundial, siendo resguardado en unos sótanos debajo del zoológico de Berlín.

tesoro_de_Priamo_joya_life_4

Las magníficas joyas no volvieron a aparecer hasta 1994, cuando la directora del Museo Pushkin en Berlín se reunió con los periodistas, manifestándose ante las cámaras de televisión con joyas y objetos del patrimonio de este sorprendente tesoro; las demás piezas estaban en un salón adyacente; en ese momento, toda la prensa pudo admirarlo. En la actualidad, se encuentra en exhibición permanente al público en el mismo museo, mostrando una autenticidad a toda prueba; por otra parte, continúan las reclamaciones con respecto a esta fortuna, de parte de países como Rusia, Alemania, Turquía y Grecia.

tesoro_de_Priamo_joya_life_5

La imponencia de estas prendas, califica al hermoso “tesoro del Priamo” como un Patrimonio Cultural de la Humanidad, el cual ha soportado guerras, robos y juicios, subsistiendo a los conflictos; contra todo obstáculo, se ha mantenido a través del tiempo.

ALFA

Un comentario de “¡EL SORPRENDENTE TESORO DEL PRIAMO!

Los comentarios están cerrados.